LAS GRABACIONES

Avisos, amenazas y un sofá

Pineda reclamó a sus colaboradores "una noticia breve pero con hostia" contra el BBVA

El juez Pedraz impone medidas cautelares a ocho colaboradores de Ausbanc

Luis Pineda, presidente de Ausbanc, tras su detención por la Guardia Civil.

Luis Pineda, presidente de Ausbanc, tras su detención por la Guardia Civil. / JOSE LUIS ROCA

2
Se lee en minutos
MARGARITA BATALLAS / MADRID

"Vete agarrando los machos"  fue la advertencia que realizó el director de publicaciones de Ausbanc, Luis María Suárez, a otro de los imputados, un día antes de que el juez Santiago Pedraz y el fiscal Daniel Campos desmantelaran la cúpula de esta entidad y de Manos Limpias por extorsión. Este es uno de los fragmentos de las conversaciones telefónicas que aparecen en el auto que el togado dictó este viernes contra nueve colaboradores de Luis Pineda.

Suárez se enteró de que un medio de comunicación iba a publicar que "alguien" había pedido "tres millones de euros para retirar la acusación" en el 'caso Noos'. Por ello, según las conversaciones grabadas, avisó a Javier Castro, en libertad con medidas cautelares y le espetó:" Ve abriendo el culo para que te la metan".

Las grabaciones demuestran que el presidente de Ausbanc jugaba fuerte. En una charla con Suárez, le ordenó el pasado 2 de diciembre que redactara una nota "breve, pero con una hostia" contra el presidente del BBVA, Francisco González, tras perder una demanda contra este banco. Otra de las empresas objeto de sus iras fue Air Europa, que recibió "una nota negativa" en la revista Mercado de Dinero.

Además, Pineda y sus colaboradores recurrían a los comunicados de prensa para buscar nuevas víctimas. Así ocurrió el pasado 2 de febrero cuando el director de comunicación, Hermenegildo García, redactó una nota en el que informaba que Ausbanc había logrado la primera condena por emisión de C02 contra Volkswagen. En una conversación con Pineda este admite: "Tu y yo sabemos que la sentencia no es exactamente así". Esta información les permitió iniciar contactos con esta empresa por lo que el juez se pregunta: "¿Se pretendía también extorsionar a este grupo?".

Por su parte, Teresa Cuadrado, mujer de Pineda, ingresó 204.845 euros entre el 2008 y el 2014. Y recibía 12.000 euros anuales para sus gastos y las empresas de su esposo serveron incluso para pagarle un sofá.

LAS TARIFAS

Noticias relacionadas

El juez revela que las entidades "colaboradoras" con Ausbanc pagaban 48.000 euros al año en tarifas de publicidad, pero esta cantidad subía hasta los 100.000 si aparecían en la portada o en la contraportada. Y que el precio por el pack completo (convenios, publicidad, patrocinios e informe sobre quejas de los consumidores) oscilaba entre los 400.000 y el millón de euros.

Los colaboradores se han desmarcado de la extorsión de su jefe y han explicado que le tenían miedo. A pesar de ello, todos aceptaron actuar como testaferros en una organización en la que Pineda "tenía un dominio total y completo".