Ciudadanos critica la "falta de sentido de Estado" del PP y Podemos

"Lo único positivo en estos últimos meses ha sido el acuerdo Ciudadanos-PSOE", afirma Villegas

José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos, en rueda de prensa.

José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos, en rueda de prensa. / JUAN MANUEL PRATS

1
Se lee en minutos
Rafa Julve
Rafa Julve

Periodista

ver +

Ciudadanos y el Govern coinciden en algo. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha afirmado este lunes en RAC-1 que "algunos partidos necesitan pasar por nuevas elecciones (generales) porque no tienen sentido de Estado", y el vicesecretario general del partido naranja, José Manuel Villegas, también ha acusado en rueda de prensa al PP Podemos de no tener "sentido de Estado" para intentar forjar un Gobierno y evitar una repetición de comicios que, en su opinión, arrojará unos resultados que no serán muy diferentes a los del 20-D.

"La solución no pasa por otras elecciones, sino por un cambio de actitud de algunos partidos", ha subrayado Villegas. A partir de ahí ha sido muy duro contra el PP y especialmente contra el equipo de Mariano Rajoy. Aunque en Ciudadanos insisten en que quieren agotar las horas para ver si se logra una investidura in extremis, lo cierto es que ven prácticamente imposible ese extremo y ya han empezado a señalar culpables. A Podemos y a los populares los ha acusado de haberse pasado cuatro meses "poniendo palos a las ruedas" y actuando solo desde personalismos en contra, a veces, de lo que querían incluso miembros de sus partidos. "Ha faltado sentido de Estado. Han puesto por delante los intereses de sus cúpulas", ha insistido, y ha redoblado las acometidas directas a Rajoy al afearle que sitúe a Ciudadanos como su principal enemigo, "por delante del separatismo, la corrupción o el populismo".

Noticias relacionadas

"Lo único positivo en estos cuatro meses ha sido el acuerdo entre Ciudadanos y el PSOEPSOE", ha proseguido el dirigente del partido naranja. Su mensaje ha buscado en todo momento transmitir la idea de que ellos han hecho todo lo posible para facilitar la gobernabilidad. Ahora bien, aunque él lo ha negado, ya empieza a pensar en la nueva campaña y por eso también ha empezado a lanzar dardos a los socialistas.

Primero ha dejado claro que su alianza postelectoral caduca el mismo día en que se convoquen nuevos comicios. Nada de coaliciones como les han retado los populares. Y segundo, ha metido en el saco a los socialistas cuando les ha acusado junto con el PP de "no ser capaces de salir de las trincheras y asumir de una vez que la nueva etapa requerirá de pactos".