23 sep 2020

Ir a contenido

A prisión por intentar poner un remix del 'cara al sol' y el himno del PP en una iglesia

Dos varones programaron una radio, la metieron en una bolsa y la colocaron cerca del confesionario para que sonara en medio de la misa

CARLOS CUÉLLAR / BARCELONA

Imagen de la Parroquia de San Juan Evangelista, en Quijorna, protagonista de los altercados ligados al franquismo

Imagen de la Parroquia de San Juan Evangelista, en Quijorna, protagonista de los altercados ligados al franquismo

La Audiencia de Madrid ha condenado a seis meses de cárcel a dos hombres por intentar poner durante una misa que se celebraba en la madrileña localidad de Quijorna un remix del 'Cara al Sol' y el himno del Partido Popular.

La pena se ha acordado después de que las partes llegaran a un acuerdo de conformidad. Los acusados han reconocido los hechos y han aceptado la pena de seis meses frente a los dos años de prisión que reclamaba el fiscal por un delito contra los sentimientos religiosos.

Los hechos tuvieron lugar el 12 de octubre del 2013, día del Pilar, patrona de la referida localidad, cuando Fiacha Jorge O.P. y Guillermo G.I. accedieron a la iglesia de Quijorna para protagonizar un altercado que no dejó indiferente a los cientos de vecinos que acudieron al acto religioso.

UN PLAN ACORDADO

El plan había sido acordado previamente entre ambos y Fiacha Jorge sería el encargado de actuar. Con la finalidad común de interferir en el normal desarrollo del acto religioso y crear una situación de desconcierto generalizado entre los asistentes, el acusado colocó una bolsa cerca del confesionario del templo.

Dicha bolsa contenía en su interior una radio-cd-despertador, a la que habían conectado una memoria USB y lo habían envuelto todo ello en cinta de carrocero. En el dispositivo de memoria extraíble habían grabado un remix del 'Cara al Sol' y la sintonía oficial del Partido Popular, que había de sonar pasados unos minutos, aprovechando la temporización del radio-cd.

Así lo ha relatado el informe del fiscal, que concluye alegando que la mezcla de canciones no se reprodujo finalmente porque, transcurridos aproximadamente unos 10 minutos desde el inicio de la misa, y ante las sospechas levantadas por uno de los asistentes de la colocación del macuto, fueron avisados los agentes de la Policía Local de la localidad, quienes desalojaron de inmediato la iglesia, quedando por consiguiente interrumpido el acto religioso.

La localización del paquete provocó unos momentos de desconcierto entre los parroquianos, que creyeron que se trataba de un artefacto explosivo.

EL PRECEDENTE

No es la primera vez que la localidad madrileña de Quijorna, que no llega a los 3.200 habitantes, se vincula con el franquismo. Hace tres años, el ayuntamiento, gobernado por el Partido Popular en aquel entonces, permitió que un colegio público exhibiera esvásticas y otros referencias a Franco con el objetivo de mostrar "la cultura tradicional española". La alcaldesa alegó que "no se dio cuenta".