EL JUICIO DEL 'CASO NÓOS'

El tribunal del 'caso Nóos' mantiene a Manos Limpias en el proceso

El exasesor de la Casa Real declara que la actividad del instituto era "inadecuada para el marido de una infanta"

El exasesor jurídico de la casa real, José Manuel Romero, conde de Fontao en su declaración como testigo ante el tribunal de Palma por el ’caso Nóos’

El exasesor jurídico de la casa real, José Manuel Romero, conde de Fontao en su declaración como testigo ante el tribunal de Palma por el ’caso Nóos’ / EFE / CATI CLADERA

3
Se lee en minutos

Pese a haber sido descabezada como organización por extorsión, Manos Limpias seguirá en el juicio del 'caso Nóos' y, por tanto, la infanta Cristina mantendrá la acusación que pesa sobre ella por dos delitos fiscales. El tribunal que juzga la causa en Palma ha desestimado este jueves la petición de Diego Torres, exsocio de Iñaki Urdangarin, de expulsar del proceso al seudosindicato ultra como acusación popular. Las magistradas han apelado al "principio de presunción de inocencia", aunque han puntualiza que será en la sentencia cuando se pronuncien definitivamente sobre la petición de Torres.

"El tribunal considera que no hay trámite procesal para emitir un pronunciamiento anticipado", sostiene el tribunal para oponerse al propósito del abogado defensor de Torres, Manuel González Peeters, de excluir de la causa a Manos Limpias, cuya red de extorsión llegó a la propia infanta. El seudosindicato y Ausbanc reclamaron a La Caixa y al Banc Sabadell tres millones de euros a cambio de retirar la acusación contra la hermana del Rey. Esta solicitud de expulsión fue apoyada por la defensa de Urdangarin, aunque no por el letrado de Cristina de Borbón.

EL CONDE DE FONTAO

Antes de resolver este trámite, la sala escuchó la declaración como testigo del conde de FontaoJosé Manuel Romero, exasesor jurídico de la Casa del Rey. "La actividad del instituto Nóos era inadecuada para el marido de una infanta de España", ha afirmado nada más empezar su interrogatorio ante el tribunal, en una nueva comparecencia que descarga la responsabilidad de las presuntas irregularidades cometidas en Iñaki Urdangarin. Este miércoles, el exsecretario de las infantas, Carlos García Revenga, contradijo al exduque de Palma al asegurar que el Instituto Nóos perseguía el "beneficio social", pero tenía "evidentemente su parte lucrativa".

Durante su comparecencia, el conde de Fontao ha recordado que, en el 2005, recomendó a Urdangarin abandonar toda vinculación en la gestión de las entidades vinculadas al Instituto Nóos y a abstenerse de dirigir cualquier tipo de sociedad mercantil. Romero ha asegurado que el marido de la infanta Cristina no fue reticente a esa recomendación y que, de hecho, la cumplió.

"La práctica y la realidad de los hechos han demostrado que no solamente no hubo reticencia, sino que las cumplió", ha precisado el conde de Fontao.

Después de que el abogado del Rey recomendara a Urdangarin que abandonara el Instituto Nóos y prosiguiera su actividad a través de una fundación, el duque de Palma creó la entidad Areté. A Romero tampoco le pareció adecuada porque reproducía tanto las actividades como la estructura de Nóos con Torres y Urdangarin al frente.

Ha detallado que el marido de la infanta únicamente fue reticente a seguir sus consejos cuando le dijo que también debía disolver la fundación Areté y abandonar su presidencia. Según su relato, fue en una reunión con un abogado especialista en fundaciones, Raimon Bergós, cuando Urdangarin mostró "reticencia a abandonar la presidencia de la fundacion Areté" y les preguntó "por qué tenía que dejarlo".

EL 'ILLES BALEARS FORUM'

"Lo que a mi me parecía mal es que el señor Urdangarin realizara actividades en las que su propia tarjeta fuera el instrumento de presentación", ha añadido a su testimonio José Manuel Romero. 

También ha explicado que consideró "urgente corregir" los problemas políticos que suscitó en Baleares la organización de varios eventos por parte del Instituto Nóos que presidía Urdangarin. Romero recomendó al exduque de Palma que no participara en el Instituto Nóos porque "las personas de la familia del Rey no debían realizar operaciones mercantiles por su propia cuenta" si bien "podrían realizarse por cuenta ajena".

El conde de Fontao ha detallado que no hizo un seguimiento inmediato de si Urdangarin y su socio Diego Torres habían seguido sus consejos, pero se volvió a interesar por la cuestión cuando a principios del 2006 hubo una interpelación en el Parlament balear, cuestionando los eventos organizados por Nóos, los Illes Balears Forum por los que el Govern pagó 2,3 millones de euros.

En esa interpelación al entonces presidente Jaume MatasJaume Matas se cuestionaron esos eventos que, según Romero, "al parecer, habían tenido mucho éxito pero no se estimaban adecuados".

Noticias relacionadas

"Ni en ese momento, ni mucho después, en ningún caso se plantea como una cuestión de ilícito penal ni hay una persecución ni una comunicación a la Fiscalía sobre estas cuestiones, sino algo de carácter político, de la inadecuación de la presencia de una persona de la casa real en algo que está suscitando problemas políticos era todavía más urgente de corregir", ha afirmado Romero.

LAS ACTIVIDADES PRIVADAS, AL MARGEN

Por otra parte, el exasesor de la casa real ha subrayado que las actividades privadas de los miembros de la familia del Rey "no se ocupaba nadie, no eran objeto de autorización". Este hecho impidió que tuviera conocimiento de que la infanta Cristina y su marido constituyeron la empresa Aizoon. La hermana del Rey está imputada por ser presuntamente "cooperadora necesaria" de dos delitos fiscales cometidos por Urdangarin a través de esta empresa.