Ir a contenido

LAS CONEXIONES IDEOLÓGICAS DEL ENTRAMADO

Ultras pata negra

El fundador del 'sindicato' Manos Limpias es un discípulo de Blas Piñar, y uno de sus colaboradores, patrocinador de Plataforma x Catalunya

Xavier Rius

El sindicato de funcionarios, Manos Limpias, fue la asociación creada por Miguel Bernad, discípulo del líder de Fuerza Nueva, Blas Piñar, cuando fracasó en 1994 el último intento de renovación de la ultraderecha franquista. Blas Piñar, que consiguió acta de diputado en 1979, vio como este espacio político se descomponía e intentó resucitarlo en 1986 con la sigla de Frente Nacional, con el apoyo del Frente Nacional francés. Este Frente Nacional español fracasó en todas las citas electorales que se presentó, siendo el abogado, funcionario del Ayuntamiento de Madrid, y exdelegado sindical del franquista Frente Nacional de TrabajadoresBernad, uno de los que, con el beneplácito de Piñar, intentó liderar esta sigla que se disolvería en 1994.

INSPIRACIÓN ITALIANA

Fue entonces cuando Bernad, deseoso de actuar políticamente, copió el nombre de macro proceso judicial 'Mani Pulite' realizado por el fiscal italiano Antonio di Pietro contra la corrupción, legalizándolo en 1995. Pero no fue hasta 2007 que Bernad modificó los estatutos para convertirse en sindicato de funcionarios. Un sindicato que actualmente solo tiene siete delegados y que entre 1997 y 2008 interpuso 18 querellas contra el juez Baltasar Garzón, no prosperando ninguna hasta la que admitió el Supremo en 2009 relativa a su investigación de crímenes del franquismo. Y el abogado que ejerció la acusación contra Garzón fue otro histórico de la ultraderecha, José María Ruiz Puerta, que fue el último presidente de la asociación neonazi CEDADE, ubicada en la calle Séneca de Barcelona, disuelta en 1993. Y posteriormente Ruiz Puerta fue el defensor del propietario de la librería Europa, Pedro Varela, ubicada en la antigua sede de CEDADE en Barcelona.

Este abogado, que deseaba implementar en España una fuerza política similar a la emergente Plataforma x Catalunya, recaudó o sufragó, según me reconoció el propio Josep Anglada, la mayor parte de los fondos de la campaña electoral de PxC en las elecciones españolas de noviembre del 2011 y medió año después creó, de la mano de Anglada, el partido Plataforma x La Libertad de ámbito español, que poco después pasaría a llamarse Partido x la Libertad.

En el 2011 la Fundación Francisco Franco concede un galardón a Bernad. Se da la coincidencia que el vicepresidente de dicha fundación es Jaime Alonso, otro de los abogados habituales de Manos Limpias. Y en Manos Limpias ganan influencia la abogada Victoria López Negrete Luis Pineda, presidente de Asociación de Consumidores Ausbanc, asociación a la que la Agencia Española de Consumo le retira tras diversas irregularidades la calificación de "asociación de consumidores". Pineda había sido dirigente del franquista Frente Nacional de la Juventud, y fue detenido en 1982 acusado del lanzamiento de cócteles molotov.

CAUSA POR EL 9-N

Se acercan las elecciones europeas de mayo del 2014, en las que parece que la ultraderecha obtendrá, como así fue, excelentes resultados en Francia o Gran Bretaña y se realizan intentos para unir a la atomizada ultraderecha española. Y la candidatura Soluciona, que deseaba aglutinar a la mayoría de grupos, anuncia que Bernad tendrá un lugar destacado en la misma. La candidatura unitaria no cuaja y Bernad desmentirá su participación. Llega diciembre del 2014, y PxC y Manos Limpias, deciden presentar conjuntamente una denuncia contra Artur Mas e Irene Rigau por la realización de la consulta del 9-N. La denuncia será admitida y se personarán en la causa contra Mas, Rigau y Joana Ortega. El abogado que actuará en nombre de PxC y Manos Limpias no será otro que Ruiz Puerta, el presidente de PxL y acusador contra Garzón.

Poco después se convocan las elecciones municipales en las que PxL se presenta en numerosos municipios españoles, cambiando el nombre para denominarse Partido por La Libertad-Con la Manos Limpias. Evidentemente no se dice que el sindicato se haya unificado con el partido, pero utiliza su nombre sin que el sindicato lo denuncie. Algo que no hubiera sido posible sin la complacencia de Bernad, el cual siempre ha negado que su sindicato sea ultradrederechista pese a la militancia pasada y presente de sus miembros.

0 Comentarios
cargando