¿Qué es Ausbanc?

La asociación defiende a sus asociados de los abusos de la banca, pero cobra un 'impuesto revolucionario' a los bancos por trarlos bien

Se lee en minutos

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS / BARCELONA

Todo el mundo en el sector bancario conoce la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) y a su presidente, Luis Pineda. Prácticamente todos los bancos que operan en España han tenido la oportunidad de negociar con él para evitar que los trataran mal en las revistas que publica desde la asociación o incluso emprendiera acciones judiciales contra ellos por la comercialización de los productos bancarios determinados si la entidad no pagaba lo que pedía Pineda o aportaba publicidad a sus instrumentos de propaganda. Ausbanc se ha personado en diversas causas judiciales contra entidades financieras a los largo de los últimos años. Eran un secreto a voces, que cuando eso ocurría, lo normal es que la asociación no hubiera conseguido que el banco pagara por la vía directa o a través de publicidad en las revista de la asociación. 'Ausbanc' y 'Mercado del Dinero' son los instrumentos utilizados por Ausbanc para hacer pagar el 'impuesto revolucionario'. 

Destaca la buena relación que la asociación ha tenido con los grandes bancos cuando estos colaboraban y se ha enfrascado en campañas de desprestigio cuando no lo han hehco. Ausbanc perdió la condición de asociación de consumidores en el 2010 a raíz de una denuncia de la OCU. No obstante, consiguió recuperarla más tarde. Después de que llegar el PP al poder, en el 2012, el Instituto Nacional de Consumo volvió a inscribirla en el registro. 

Te puede interesar

Pero la asociación no solo ha vivido de los bancos. También se ha valido de sus asociados. A cambio de una cuota de alta de 72 euros y 15 euros mensuales, estos reciben las revistas que edita, llenas de publicidad de bancos, y un servicio de atención de consultas que básicamente consiste en orientarles a que presenten denuncias a través de Ausbanc con el fin de cobrarles por ellas. Por representar a un afectado por las cláusulas suelo, no solo hay que abonar los honorarios del abogado, sino también el 25% del dinero que consiguieran recuperarle.

"En Ausbanc hacíamos un informe trimestral sobre las reclamaciones y consultas que llegaban; y eso, sí o sí, se lo daba (Ausbanc) a los bancos. Y no era gratuito. Realmente, lo escandaloso es que si tu eres una asociación de consumidores, qué objetividad tienes. La zorra está cuidando el gallinero", afirma Montse Suárez, la abogada de Ausbanc que encabezó varios procesos judiciales emprendidos por Ausbanc, en una entrevista concedida a Finanzas.com en el 2013.

Temas

Bancos