Ir a contenido

LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

El juez desmantela Ausbanc y Manos Limpias por montar una trama de extorsión

Detenidos Miguel Bernand, presidente del sindicato, Luis Pineda, de la asociación de usuarios de banca, y otras 9 personas

Hace pocas semanas pidieron tres millones de euros a dos bancos para retirar la acusación a la infanta Cristina en 'el caso Noos'

Margarita Batallas

Miguel Bernard, presidente del sindicato Manos Limpias, sale de la sede acompañado de la policía.  / JOSÉ LUIS ROCA

Miguel Bernard, presidente del sindicato Manos Limpias, sale de la sede acompañado de la policía. 
El presidente de Ausbanc, Luis Pineda, a su salida de la sede de la asociación en Madrid.

/

BBVABankia y los antiguos gestores de Caja Madrid pusieron en marcha la operación judicial que este viernes ha desmantelado Ausbanc y el pseudosindicato ultra Manos Limpias y que se ha saldado con la detención de los presidentes de estas entidades, Luis Pineda y Miguel Bernard, respectivamente, además de otras nueve personas. El juez Santiago Pedraz y el fiscal Daniel Campos les acusan de haber montado una trama de extorsión contra entidades bancarias y sus directivos con la que se han enriquecido. Sus chantajes llegaron hasta dos bancos, a los que exigieron el pago de tres millones de euros para retirar la acusación de la infanta Cristina en el 'caso Nóos' hace unas cinco o seis semanas, según fuentes de la investigación. BBVA, Bankia y Caja Madrid se negaron a aceptar este chantaje.

Pineda dirigía esta red que básicamente consistía en exigir cantidades a los bancos, que disfrazaba como patrocinios de publicidad en sus revistas. Las entidades que se avenían a sus exigencias se libraban de sus pleitos y de sus campañas difamatorias de publicidad. La información que usaban la recababan de sus propios clientes de la asociación de usuarios de servicios bancarios, a los que no dudaban en dejar tirados si alcanzaban un acuerdo económico con la entidad denunciada. Además, buscaban casos en los que el fiscal no ejerciera la acción penal, que solo representaban ellos. Y habitualmente esperaban al inicio del juicio para chantajear al banco.

TRES MILLONES DE EUROS

Así ha ocurrido en el caso de la infanta Cristina. Fuentes de la investigación han confirmado que La Caixa Banc Sabadell recibieron una petición de Manos Limpias para abonar tres millones de euros a cambio de retirar la acusación en el juicio del 'caso Nóos' a la hermana del Rey hace unas cinco o seis semanas. Miquel Roca, defensor de Cristina de Borbón, denunció esta extorsión a la policía.

Además, Ausbanc conseguía también “importantes cantidades de dinero” vendiendo a los bancos los llamados ITCRA, unos informes trimestrales que recogen las quejas y reclamaciones de los clientes de las entidades bancarias.

En un principio, la investigación judicial solo iba dirigida contra Ausbanc, pero en el camino tropezaron con Manos Limpias, que se asoció con esta entidad por la buena relación que existe desde hace años entre Pineda y Bernard y que se labró en los círculos de la extrema derecha.

BALÓN DE OXÍGENO

Pineda recurrió a los abogados de Manos Limpias para presentar querellas a cambio de financiar las actividades del sindicato, que recibió “un balón de oxígeno” para seguir presentando demandas contra, por ejemplo, Artur MasPablo IglesiasAda ColauJuan Carlos Monedero y la familia Pujol. Fuentes de la investigación no han podido constatar, de momento, que Bernard usara el chantaje a partidos políticos para retirar sus acusaciones.

El presidente de Ausbanc, además, habría urdido una compleja red de empresas para ocultar sus beneficios, que le han permitido llevar un “altísimo nivel de vida”. En esta trama también han participado miembros de la junta directiva de esta entidad que también han sido detenidos, como el director de publicaciones, Luis Suárez, o el responsable de comunicación, Francisco Castro.

UN MILLÓN DE EUROS ANUALES

Los investigadores no cuentan con una cifra real de la extorsión llevada a cabo, pero sospechan que se amasaron cantidades millonarias porque existen pagos por contratos publicitarios de bancos a la revista de Ausbanc que alcanzan el millón de euros anuales. Otro frente que aún debe ser investigado es el de las subvenciones que han cobrado de forma indebida. Pineda también había ampliado su trama de extorsión a VenezuelaColombia y Miami, países en los que aumenta la presencia de la banca española.

La operación judicial se precipitó al viernes por la filtración en los dos últimos días a varios medios de comunicación de la misma. Incluso estaba previsto que Pineda diese una rueda de prensa al mediodía de este viernes en las puertas de la Audiencia Nacional. Sin embargo, la policía le detuvo horas antes junto a su mujer, María Teresa Cuadrado, cuando ambos llegaban a la estación de Atocha procedentes de Sevilla.

FILTRACIÓN BAJO SOSPECHA

El juez y la fiscalía han abierto una investigación sobre estas filtraciones y han identificado al banco que informó a Pineda de que la Audiencia había solicitado información sobre sus cuentas. No obstante, las pesquisas se dirigen hacia otros organismos oficiales.

Fuentes de la investigación han negado que esta actuación busque beneficiar a la infanta Cristina o sea una respuesta al papel que jugó Ausbanc para lograr que el Tribunal Supremo anule las cláusulas suelo de las hipotecas. "Llevamos un año y dos meses investigando y hemos reunido pruebas suficientes de que actuaban como una mafia", apuntan. Los detenidos pasarán a disposición judicial el lunes.