Ir a contenido

Patxi López activa el protocolo para disolver el Parlamento ante la posibilidad de elecciones

El presidente del Congreso pide a los grupos el nombre de sus representantes en la Diputación Permanente

La Cámara tramitará esta semana las preguntas del control a Mariano Rajoy para el próximo pleno

Iolanda Mármol

El presidente del Congreso de los Diputados, Patxi López, ayer, en rueda de prensa.

El presidente del Congreso de los Diputados, Patxi López, ayer, en rueda de prensa. / JUAN MANUEL PRATS

El mismo día en que la Casa del Rey ha hecho pública la convocatoria de una nueva ronda de contactos con los líderes políticos, el Congreso pone en marcha el protocolo para preparar una probable disolución. El presidente de la Cámara, Patxi López, ha pedido a los grupos que nombren quienes serían sus representantes en la Diputación Permanente, el órgano que opera cuando el Parlamento está disuelto. 

Si no hay acuerdo de gobernabilidad, el próximo 3 de mayo las Cortes serán disueltas por un decreto que firmará el Rey y el presidente del Congreso, con lo cual la consulta de López se convierte a la práctica en la primera medida en previsión de ese escenario.

La decisión ha sido duramente criticada por el portavoz del PP, Rafael Hernando, que ha vinculado la petición de López al deseo de Pedro Sánchez de volver a las urnas en junio. "He asistido con estupor a la desfachatez del presidente de la Cámara, que nos ha instado a que comuniquemos los miembros de la diputación permanente", ha señalado y ha exigido a los socialistas que, si están determinados a forzar unos nuevos comicios, informen a los ciudadanos "y dejen de jugar".

PREGUNTAS AL PP

El Congreso también ha aprobado que los grupos parlamentarios presenten hasta el jueves a las seis de la tarde sus preguntas al Gobierno en funciones, que serán incluidas en el pleno de la próxima semana, a pesar de que el PP ya ha manifestado su negativa a responderlas. La Cámara baja aprovó la semana pasada llevar el conflicto de atribuciones al Tribunal Constitucional (TC). 

Los conservadores no han explicado si finalmente el Ejecutivo se avendrá a someterse al control parlamentario o dejarán que los partidos formulen sus cuestiones sin darles respuesta, pero consideran que el resto de partidos no debería preguntar al Gobierno hasta que el TC tome una decisión, que se puede demorar meses. La junta de portavoces se reunirá este jueves a las seis y media de la tarde para calificar esas preguntas e incluirlas en el pleno para que puedan ser pronunciadas en la sesión de control el próximo miércoles a las nueve de la mañana.

0 Comentarios
cargando