LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

Otro empresario confirma la financiación ilegal del PP valenciano

Antonio Pons admite la acusación de la Fiscalía Anticorrupción a cambio de rebajar su pena, según la cadena SER

Francisco Camps, Mariano Rajoy, Rita Barberá y Federico Trillo, en un mitin en Valencia en la campaña de las generales del 2008.

Francisco Camps, Mariano Rajoy, Rita Barberá y Federico Trillo, en un mitin en Valencia en la campaña de las generales del 2008. / MIGUEL LORENZO

1
Se lee en minutos

Otro empresario, y ya van tres, ha confesado haber participado en la financiación ilegal del PP valenciano durante la época en al que estaba al frente del partido el expresidente Francisco Camps. Según ha desvelado este martes la cadena SER, Antonio Pons Dols, presidente del Grupo Piaf, ha admitido ante la Fiscalía Anticorrupción haber realizado pagos ilegales para financiar dos campañas electorales en Valencia y unos comicios generales. La confesión de Pons, que repercutirá en una rebaja de la pena, se suma a la de Enrique Ortiz y José Francisco Beviá.

En su escrito, Pons reconoce que junto a otros empresarios que tenían contratos con la Generalitat valenciana, "abonó de forma irregular" servicios electorales que el PP adjudicaba a Orange Market, la empresa filial de la trama 'Gürtel' en Valencia. A cambio de estos pagos, añade el empresario, se beneficiaban de más contratos públicos. Así, Pons donó más de 30.000 euros al PP en las elecciones municipales y autonómicas del 2007 y en las generales del 2008, en las que concurrió Mariano Rajoy como candidato conservador. Camps dirigió el partido en la Comunitat Valenciana entre el 2002 y el 2011, casi el mismo tiempo que estuvo al frente de la Generalitat.

CONTRATOS CON CARLOS FABRA

Noticias relacionadas

Según recuerda la cadena SER, Antonio Pons fue adjudicatario de la mayor parte de contratos de mantenimiento de la Diputación de Castellón en la época en la que la presidió Carlos Fabra, que actualmente cumple pena de prisión por el 'caso Naranjax', por evasión fiscal. La fiscalía reclamaba para él seis años de cárcel, y el empresario reclama tras su confesión que se le rebaje la pena hasta un año y nueve meses.

Pons se encuentra entre las 20 personas que se sentarán en el banquillo en los próximos meses por financiar de forma ilegal el PP valenciano entre el 2007 y el 2008, en concreto las campañas de las elecciones autonómicas y municipales del 2007 y las generales del 2008.