Ir a contenido

Rivera insiste en "explorar" un pacto con el PP para el que cree que hay "mimbres"

Ciudadanos no descarta que la presidencia fuese para un popular distinto a Rajoy

El dirigente catalán se arroga haber impedido un gobierno de "populistas y separatistas"

Patricia Martín

Mariano Rajoy y Albert Rivera, durante una reunión en la Moncloa.

Mariano Rajoy y Albert Rivera, durante una reunión en la Moncloa. / JOSÉ LUIS ROCA

Quedan en torno a 15 días para saber si hay algún tipo de acuerdo entre los partidos o el país está abocado a unas nuevas elecciones y, después de que el pasado viernes Podemos convocara a sus bases a una consulta y rechazara cualquier tipo de pacto con Ciudadanos, Albert Rivera incide este lunes en que es el momento de que el PSOE y su partido "exploren" si es posible que el PP "baje a la arena", acepte negociar y se sume, de algún modo, a la entente a dos.

Para atraer a los socialistas a esta negociación, el líder de C's no ha descartado que la presidencia del futuro gobierno fuera para algún conservador distinto a Mariano Rajoy, quien en su opinión "no sabe liberarse de los chantajes" de los presuntos corruptos de su partido, como Rita Barberá y Luis Bárcenas, y por tanto no está capacitado para encabezar un Ejecutivo "libre de corrupción y chantajes". 

Así, preguntado en una entrevista en la cadena Cope si la presidencia en un eventual pacto de C's y el PSOE con el PP sería para Pedro Sánchez, Rivera ha contestado que no hay que sentarse en la mesa de negociación pensando en "apriorismos" sino que hay que "obviar los intereses personales" y hablar para conformar un Gobierno en el que, ha subrayado, también tendría que estar su formación. Es decir, sería un "gobierno entre tres partidos" que primero dialogase y acordase "los contenidos" y, en último término, quien se sienta en el Consejo de Ministros.

NO HAY QUE OFRECER "SILLAS"

Pese a las dificultades de esta vía, dado que el PP insiste en que su líder, como ganador de las elecciones, tiene que dirigir el futuro Gabinete, Rivera ha considerado que "hay mimbres para un gobierno estable", porque las tres formaciones comparten políticas esenciales. La vía para el acuerdo, ha advertido, no es ofrecer "sillas" ni vicepresidencias al resto sino negociando las reformas a aplicar.

En este sentido, se ha arrogado haber impedido que los "populistas y separatistas", en referencia a Podemos y las fuerzas independentistas catalanas, "consigan su objetivo" y pacten para que fructifique la legislatura en virtud de sus intereses. 

0 Comentarios
cargando