26 sep 2020

Ir a contenido

La yenka del referéndum

Iglesias promete a Puigdemont que no renuncia a la consulta 24 horas después de obviarla

El 'president' reitera al líder de Podemos que la hoja de ruta soberanista no esperará al escenario estatal

FIDEL MASREAL / BARCELONA

El ’president’ Carles Puigdemont y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en el Palau de la Generalitat.

El ’president’ Carles Puigdemont y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en el Palau de la Generalitat. / FERRAN NADEU

"Hemos defendido, defendemos y defenderemos el referéndum". Con esta frase de autoafirmación el líder de Podemos, Pablo Iglesias, salía de su reunión de hora y media -la primera entre ambos- con el 'president' Puigdemont en el Palau de la Generalitat. Menos de 24 horas después de que Podemos sorprendiera con un nuevo documento de "cesiones" en su reunión a tres bandas con el PSOE y Ciudadanos, en el que entre otras renuncias de carácter social ya no figura el referéndum, Iglesias ha tenido un especial interés en mantener esa bandera.

Tanto es así que el líder de la formación morada se ha esforzado en defender que el documento de cesiones presentado ayer mantenía una referencia al referéndum: "Hablamos específicamente del derecho a decidir, y sólo se puede concretar con un referéndum o una consulta”, ha alegado Iglesias, quien ha negado que esté haciendo un uso táctico del referéndum. "No es algo tácticamente aconsejable defender lo mismo en Catalunya que en Madrid o Sevilla", ha apuntado. Es más, ha soslayado el hecho de que sin una referencia explícita al referéndum no se obtendría la abstención de Convergència y ERC en el Congreso. Una abstención aritméticamente necesaria para alcanzar la mayoría de votos en una investidura. El líder de Podemos, en su comparecencia, ha dado por hecho que los dos partidos soberanistas se abstendría sólo por el hecho de que permitir que el PP no siga gobernando.

UN MUY BUEN CLIMA

En cualquier caso fuentes conocedoras de la entrevista en Palau han señalado que el encuentro ha sido muy positivo. En el entorno del 'president' subrayaban que Pablo Iglesias ha querido dejar muy claro que no se apea de la consulta. La interpretación que hacen en Palau es que quizás, a la vista del fiasco de las negociaciones con PSOE y Ciudadanos, Podemos prepara ya el terreno electoral y recupera enseguida la bandera con la que venció en Catalunya el pasado 20-N. 

Lo que ha hecho Puigdemont ha sido subrayar el mensaje de Iglesias, emplazándolo a "mantener esta apuesta del referéndum a lo largo de toda la negociación", según ha explicado la portavoz Neus Munté. Además el 'president' le ha reiterado que mientras llega o no la consulta, el Govern mantiene la hoja de ruta soberanista sin marcha atrás.