La alcaldesa de Berga se niega a declarar por no quitar la 'estelada' de su ayuntamiento

Anna Gabriel la pone como ejemplo de la desobedienca que propugna la CUP

La Junta Electoral Central ordenado la retirada de las banderas independentistas de los ayuntamientos, edificios públicos y colegios electorales.

La Junta Electoral Central ordenado la retirada de las banderas independentistas de los ayuntamientos, edificios públicos y colegios electorales. / EFE / ROBIN TOWNSEND

Se lee en minutos

Montserrat Venturós, la alcaldesa de Berga, se ha negado este martes a declarar ante el Juzgado de Instrucción 1 de Berga como investigada por presunto delito electoral al no haber retirado la 'estelada' que ondea en el ayuntamiento como se le requirió durante las elecciones catalanas y las autonómicas.

Venturós ha acudido a la puerta del juzgado y ha explicado a los medios que no pensaba entrar a declarar, apelando a "la coherencia y a la desobediencia", ha informado la CUP en un comunicado. "Desobedeceré por la independencia, por coherencia con el derecho a desobedecer, que es una herramienta que ha elegido la CUP" para defender los derechos civiles y sociales de los independentistas ante los tribunales españoles, ha valorado la alcaldesa anticapitalista.

Acompañada de representantes de la ANC, Òmnium Cultural y Súmate, de concejales de Berga y de otros municipios catalanes, ha llamado a apoyar a los cargos electos que decidan desobedecer: "Yo desobedeceré, sin miedo, para obedecer el mandato del pueblo y no de los tribunales españolistas". También ha explicado que el Ayuntamiento de Berga recibió la semana pasada el requerimiento de la Audiencia Nacional por haber aprobado una moción en apoyo a la resolución independentista que aprobó el Parlament el 9 de noviembre de 2015 con los votos de Junts pel Sí y la CUP.

Te puede interesar

"Alguna cosa debe tener la resolución si tanto miedo les da", según Venturós, que ha recordado que la CUP ha convocado una manifestación el 7 de mayo para apoyar a los cargos electos y a las instituciones investigadas.

La diputada Anna Gabriel la ha puesto como ejemplo de la desobediencia que la CUP propugna. "Que el envite de las instituciones del Gobierno español no sea un freno para la democracia".