la legislatura catalana

La Mesa del Parlament da largas a la moción de la CUP que acelera la ruptura

El órgano pospone a la semana que viene la decisión de si tramita el texto

La 'consellera' Munté afea la "gesticulación excesiva" de los anticapitalistas

Reunión de los miembros de la Mesa del Parlament, este martes.

Reunión de los miembros de la Mesa del Parlament, este martes. / ACN / PATRICIA MATEOS

Se lee en minutos

RAFA JULVE / BARCELONA

La Mesa del Parlament ha aplazado hasta la semana que viene la decisión sobre si admite o no a trámite la moción presentada por la CUP en la que se insta a la Cámara catalana a reiterar la vigencia de la declaración de ruptura aprobada el 9 de noviembre pese a que el Tribunal Constitucional la haya suspendido. El texto, todo un órdago de los anticapitalistas a Junts pel Sí para forzarles a seguir acelerando en el proceso soberanistano ha agradado en absoluto a la coalición de CDC y ERC, que lo entienden como un nuevo desafío de sus socios de estabilidad parlamentaria. Por ahora, la mayoría de la que gozan los diputados de JxSí en la Mesa les ha servido para aplazar siete días su posicionamiento.

La opinión de Junts pel Sí es clave para que la moción se debata en el pleno de dentro de dos semanas (después ya se vería con qué resultado). Ciutadans, el PSC y el PPC ya han dejado claro que no están de acuerdo con que el texto sea llevado siquiera a votación puesto que hace referencia a una resolución anulada por el Constitucional. Y no solo eso. También insta al Parlament a tener elaborado en el plazo de un mes un plan de trabajo para impulsar el contenido de los anexos incluidos en la declaración de ruptura, una aseveración que Junts pel Sí entiende como una 'boutade' por parte de la CUP, a la que acusan de querer únicamente marcar perfil ante el bloque soberanista.

Carlos Carrizosa

PORTAVOZ DE CIUTADANS

"JxSí es rehén de la CUP y está teniendo muchos sobresaltos por la radicalidad de sus socios"

"CONCIENCIA TRANQUILA"

Eso ha sido lo que le ha recriminado a los cuperos la 'consellera' de Presidència, Neus Munté, al advertirles de que "la gesticulación excesiva no suma" apoyos al proceso independentista y puede "facilitar las cosas" a los "adversarios". En su opinión, el Govern tiene la "conciencia tranquila" porque ya está cumpliendo la resolución del Parlament. Munté ha recetado "esfuerzo y mucha inteligencia" para afrontar las próximas etapas del 'procés', informa Fidel Masreal. "Tenemos prisa y la gente está inquieta por si avanzamos o no", le ha replicado el diputado de la CUP Joan Garriga, 'Nana'. El diputado anticapitalista ha insistido en que la moción que plantea su grupo parlamentario "le da la oportunidad al Govern de demostrar su compromiso con el 9-N y con la hoja de ruta", y ha agregado que no se plantea la posibilidad de que JxSí acabe vetando la admisión a trámite del texto.

Neus Munté

'Consellera de presidència'

"Hace falta inteligencia, no hay que facilitar las cosas a nuestros adversarios"

Te puede interesar

Dado que Catalunya Sí que es Pot, cuyo representante en la Mesa, Joan Josep Nuet, no ha podido asistir a la reunión de este martes, fue también de los grupos que votaron en contra de la resolución del pasado 9-N (presentó una alternativa reclamando un referéndum), todo queda en manos del grupo que abanderan el convergente Jordi Turull y la republicana Marta Rovira.

Con todos estos ingredientes, si JxSí acepta que la moción se lleve a votación en el pleno, la discusión se centrará en si CDC y ERC coinciden con los anticapitalistas y entre ellos mismos a la hora de sacar adelante el texto. Aplazando la decisión una semana ganan tiempo para intentar coordinarse mejor, limar diferencias, y también para poder negociar posibles transacciones al documento original. En todo caso, la desconfianza entre los dos grupos soberanistas de la Cámara no ha hecho más que subir un nuevo peldaño en el capítulo de desencuentros.