Otegi proclama que la vía abierta en Catalunya es el camino a seguir

El líder de la izquierda aberzale llama a poner ya en marcha el proceso independentista en Euskadi

Más de 13.000 personas participan en el acto político para celebrar su excarcelación

Arnaldo Otegi, a su entrada en el velódromo de Anoeta, rodeado de ’zanpantzar’, personajes del folclore vasco. / EFE / JAVIER ETXEZARRETA

Arnaldo Otegi, a su entrada en el velódromo de Anoeta, rodeado de ’zanpantzar’, personajes del folclore vasco.
Imágenes del velódromo de Anoeta antes de comenzar el acto de homenaje a Otegi, este sábado.

/

4
Se lee en minutos
Aitor Ubarretxena
Aitor Ubarretxena

Periodista

ver +

Arnaldo Otegi ha marcado el rumbo a la izquierda aberzale apenas cuatro días después de salir de prisión: "Tenemos que poner en marcha un proceso constituyente para crear un Estado vasco". En un acto festivo destinado a revitalizar a su parroquia, el líder de Sortu ha asegurado que "abrir un segundo frente independentista" en Euskadi sería la mejor manera de apoyar la apuesta soberanista catalana.

El regreso de Otegi al velódromo de Anoeta, el mismo lugar donde el 14 de noviembre del 2004 blandió una rama de olivo para proclamar la voluntad de la izquierda aberzale de desmarcarse de ETA, se ha convertido en un acto de reafirmación de aquella apuesta. En un evento construido para aclamarlo como a un héroe, ha asegurado que Escocia y Catalunya son el camino a seguir. Y ha transmitido su apoyo a los independentistas catalanes: "Estáis haciendo historia. El pueblo vasco no os dejará solos cuando os ataque el Estado español".

En su discurso ha aludido reiteradamente a los presos de ETA y ha compartido sus reflexiones en prisión. Uno de los principales mensajes ha sido proclamar que, "además del derecho de autodeterminación", los territorios también tienen "derecho a vivir en Estados decentes". Se ha mostrado convencido de que Francia y España nunca lo serán, y como ejemplo, ha aludido a la corrupción, los desahucios, la desigualdad salarial entre hombres y mujeres, la pobreza y las medidas contra los inmigrantes. Como única alternativa, ha proclamado que Euskadi debe crear su propio Estado.

HOMENAJE MULTITUDINARIO

El velódromo de San Sebastián se ha quedado pequeño para acoger a las miles de personas que querían ver a Otegi tras su salida de prisión, donde cumplió una condena de seis años y medio por intentar reconstruir la ilegalizada Batasuna. Además de llenar el recinto, con 8.500 plazas, miles de simpatizantes han colapsado las inmediaciones, incluida la carpa con una pantalla gigante que ha habilitado la organización para otras 5.000 personas.

A su llegada al acto, Otegi ha acudido en primer lugar a visitar a los asistentes que han tenido que quedarse en la carpa. Sus primeros lemas han resumido el resto de su intervención: "El pueblo es el lendakari. ¡Os quiero! Gora Euskal Herria gorria! (roja)¡Adelante! ¡Vamos a ganar! No pararemos hasta conseguir la independencia y el socialismo", ha manifestado el dirigente aberzale ante sus seguidores.

No han faltado ni las actuaciones musicales, ni las canciones de alabanza a Otegi ni la presencia de grupos de folclore vascos  (ha entrado en el velódromo rodeado de 'zanpantzar', personajes que anuncian la llegada del carnaval con sus cencerros en la última semana de enero). También han sido constantes los gritos en favor de los presos de ETA y de la independencia de Euskadi. Y en las gradas, junto a las ikurriñas, ondearon muchas 'estelades' y banderas navarras. Ya sobre el escenario, ha saludado a los asistentes con el número que tenía como preso a sus espaldas:8719600510.

Al acto, además de representantes de la izquierda aberzale, ha asistido la dirigente socialista Gemma Zabaleta y representantes de la CUPERC y BNG, entre otros. La delegación de la CUP, integrada por diputados, alcaldes y regidores estaba encabezada por el diputado Albert Botran.

RESPALDO INTERNACIONAL

EH Bildu ha convertido el recibimiento a Otegi en una fiesta, quien ha reiterado la necesidad de "sonreír" frente "a quienes nos quieren tristes". Sus palabras han enardecido a unos militantes necesitados de buenas noticias tras dos reveses electorales consecutivos y sin avances en materia penitenciaria pese a que han pasado cuatro años y medio desde el adiós de ETA.

Además, ha querido aprovechar la excarcelación de su líder para darse un baño de apoyo internacional, y así, ha informado de que Otegi ha recibido en los últimos días el apoyo del presidente del Sinn Féin, Gerry Adams; del expresidente sudafricano Kgalema Motlante, del expresidente de Honduras, José Manuel Zelaya y del candidato a la presidencia de México y exalcalde de México D.F., Cuauhtémoc Cárdenas.

MENSAJES A OTROS PARTIDOS

Sin citar explícitamente al PNV ni a ningún otro partido en concreto, Otegi ha reclamado "honestidad" a aquellas formaciones que opten por intentar democratizar España. Y les ha pedido que, cuando acepten que es imposible, que se sumen "a los procesos constituyentes que estén en marcha".

Noticias relacionadas

También se ha dirigido a Podemos, también de forma indirecta, para transmitir a sus dirigentes que lo que realmente "pone en cuestión el sistema de dominación de las oligarquías" es el voto independentista. No ha escapado tampoco José María Aznar de las críticas de Otegi. "Yo vengo a predicar el evangelio a los pobres. Yo vengo a anunciar la libertad a los presos y a los oprimidos", ha dicho citando el Evangelio de Lucas, en respuesta a la acusación del expresidente, que el viernes le llamó "falso profeta". "Para falsos, los que dijeron que los atentados del 11-M eran obra de ETA", ha añadido.

El acto ha culminado con una muestra de solidaridad con la lucha de otros pueblos y causas sociales, y así, Otegi ha reclamado "poder popular, poder para las mujeres, poder para los trabajadores, poder negro, poder árabe, poder palestino y poder vasco", ha terminado coreando puño en alto.