Ir a contenido

DEBATE DE INVESTIDURA

ERC y CDC blandirán el referéndum como única opción de pacto

Tardà y Homs coincidirán en el fondo de sus intervenciones del miércoles

Ambas fuerzas desdeñan el discurso de Sánchez por no aportar ninguna novedad

Xabi Barrena

Los diputados de ERC Joan Tardà y Gabriel Rufián, durante la intervención de Pedro Sánchez en el debate de investidura.

Los diputados de ERC Joan Tardà y Gabriel Rufián, durante la intervención de Pedro Sánchez en el debate de investidura. / JOSÉ LUIS ROCA

Los partidos independendentistas catalanes acogieron con desdén el discurso de Pedro Sánchez. "Nada nuevo bajo el sol", "ninguna sorpresa" fueron las primeras frases en público del líder de ERC en el Congreso, Joan Tardà, y del de Convergència (bajo la marca Democràcia i Llibertat), Francesc Homs. Ambos en su intervención del miércoles esgrimirán al candidato socialista el referéndum de autodeterminación para Catalunya como única opción para una entente. Y lo harán sin ningún tipo de esperanza de éxito. Lo mismo que el 'president' Carles Puigdemont, que en una entrevista en el diario británico 'The Guardian' advirtió al Gobierno de que, de no celebrarse esa eventual consulta, el Govern seguirá adelante con su hoja de ruta independentista.

Tardà trazará este miércoles un recorrido por las relaciones de su partido con los distintos ejecutivos socialistas. Recordarà el voto a favor de los republicanos a la investidura de José Luis Rodríguez Zapatero en el 2004 y el 2008 ("Zapatero al lado de Sánchez es Olof Palme", dijo irónicamente el martes) y la posterior frustración con el proceso estatutario. También blandirá el argumento de que no se puede ser progresista si no se acepta el derecho a decidir y que el pacto entre el PSOE y Ciudadanos es una vuelta atrás, a tiempos pasados y no muy gloriosos, y no un avance.

El diputado republicano también recordarà las 16 ocasiones en las que, en sede parlamentaria española, su fuerza ha pedido de una u otra manera la celebración de un referéndum, siempre atendiendo al mandato democrático de los catalanes que, en su gran mayoría, creen que la estructura autonómica, como la oferta actual del PSOE, es insuficiente.

Homs percutirá en la misma línea. Además de entrar al detalle de algunas cuestiones programáticas, el convergente también hará un relato cronológico, empezando por el proceso del Estatut, que él vivió en primera persona, y hasta la actualidad. La conclusión de Homs no será otra que el llamado 'procés' solo puede hallar un final, en un sentido u otro, en las urnas. Sea en forma de referéndum acordado con el Estado, sea por la vía de las elecciones constituyentes y una consulta constitucional de una eventual república catalana.

LOS 23 PUNTOS DE ARTUR MAS

También aludirá Homs a los 23 puntos que Artur Mas puso delante de Mariano Rajoy en julio del 2014 y que, en su mayor parte, sostienen los convergentes, solo implican el estricto cumplimiento de leyes y acuerdos ya tomados.

Con respecto al discurso de Sánchez, conocidas de antemano las apelaciones que pudiera hacer a los partidos secesionistas, el nivel de análisis bajo al nivel de los detalles. Por un lado, que toda oferta lanzada por Sánchez a Catalunya fueron antecedidas de alguna coletilla conforme eran medidas para todas las comunidades. Por el otro, que el único territorio que fue mentado por el líder socialista fue Catalunya, como se encargó de subrayar, con lamentos, el portavoz del PNV, Aitor Esteban. Quizá por todo ello, Tardà señaló que Sánchez había estado "contradictorio".

Otra similitud detectada por ambos partidos secesionistas es que el discurso del candidato fue muy "'rajoyniano', según Homs, en el que tuvo cabida el soniquete del "problema de convivencia" con que algunos bautizan, según el convergente, de manera que "criminalizan unas ideas que simplemente no comparten". Para Tardà, los socialistas van construyendo "la pista de aterrizaje" para que se pose el PP, a partir del próximo lunes, en lo que sería la versión española de la gran coalición 

Ha sido Tardà el que más lejos ha ido en los calificativos a Sánchez, al que ha tildado de “petulante” y “cínico”. Lo primero por arrogarse la presunción de ser él el que decide si Catalunya “es o no una nación” y lo segundo, por ejemplo, por la falta de compromiso de gobiernos socialistas anteriores en lo que respecta a lo social.

0 Comentarios
cargando