Ir a contenido

Las izquierdas rechazan la oferta del PSOE y auguran una semana perdida

Iglesias considera que el texto es un "corta y pega" de su pacto con C's y que "esconde las medidas más vergonzosas"

El documento de Sánchez no consigue sumar ni un voto más, a pesar de los gestos en políticas sociales

IOLANDA MÁRMOL / MADRID

Íñigo Errejón comparece en el escritorio del Congreso de los Diputados. 

Íñigo Errejón comparece en el escritorio del Congreso de los Diputados.  / JOSE LUIS ROCA

Será una semana maratoniana en el Congreso de los Diputados pero, todo apunta a que será una semana perdida. El primer intento de Pedro Sánchez para asumir la presidencia tiene nulas expectativas de salir adelante, a tenor del portazo que los grupos de izquierda dieron este lunes a la oferta que lanzó el PSOE para tratar de recabar apoyos imprescindibles en la investidura. Más allá de las liturgias de los plenos de este martes, miércoles y viernes, las posibilidades tangibles de negociación quedan pospuestas, como pronto, al fin de semana. Podemos, IU y Compromís votarán "no" y conminan a los socialistas a retomar el diálogo en la franja de calendario que va desde el 4 de marzo hasta el 3 de mayo, cuando se convocarían nuevas elecciones.

Si las esperanzas de los socialistas al presentar el documento eran escasas, después se evaporaron por completo. La primera respuesta fue el mazazo de Pablo Iglesias en forma de tuit. “El PSOE nos envía varios documentos que son un corta y pega de su pacto con C’s, escondiendo medidas más vergonzosas. Esto no es serio”, avanzó el líder de Podemos, en una valoración que supone, a la práctica, decirle a Sánchez que su investidura será fallida. Lo único que podría interceder es una abstención del PP que a estas alturas tiene más de milagro que de posibilidad real.

Podemos votará 'no' y emplaza a negociar tras la "investidura fallida" 

El partido morado, sin embargo, huye de tremendismos y no dibuja elecciones en el horizonte. Al contrario. “Hay vida más allá de esta semana”, subrayó el portavoz parlamentario, Íñigo Errejón,  en el empeño de poner el foco -y la presión- en las negociaciones después de la “investidura fallida”.  

"PROPINA" PARA CATALUNYA

La propuesta del PSOE tampoco convenció a los aliados de Iglesias. El líder de En Comú Podem considera que es “claramente insuficiente”, tanto que tildó a las medidas detalladas para Catalunya como “propina”Xavier Domènech confirmó su voto en contra de Sánchez, como hiciero también sus homólogos en Compromís y En Marea. Alberto Garzón (IU), declinó valorar la oferta, pero tampoco apoyará al socialista.

Los socialistas prometen el ingreso mínimo vital así como el alquiler social  

LA CONTRAOFERTA                   

Para intentar convencer a Podemos, el PSOE hace hincapié en medidas “de emergencia social”, como el ingreso mínimo vital o garantía de suministro de agua y energía a las familias con pobreza sobrevenida, además de alquiler social. A pesar de no incluir la derogación de la reforma laboral que exige Iglesias, los socialistas ofrecen revisar a fondo el sistema.La oferta de Sánchez para tratar de amarrar los votos que le faltan de los 130 que tiene cerrados (90 del PSOE más 40 de C’s) hasta los 176 que necesita llegó a Podemos, En Comú Podem, En Marea, IU y Compromís a mediodía.  Los socialistas personalizaron sus medidas para cada grupo por las especificidades programáticas y territoriales de cada fuerza. Sin embargo, aducen desde la izquierda, el texto es una copia de lo pactado entre Sánchez y Rivera la semana pasada.

Una de las ausencias más llamativas para las izquierdas es que no se hace ninguna referencia al problema territorial ni al referéndum en Catalunya. Como solución se propone la revisión inmediata del modelo de financiación y de los objetivos de déficit de las comunidades. En el terreno lingüístico, sugiere aprobar una ley que "defienda y promueva en toda España todas las lenguas como patrimonio cultural que nos identifica”.