LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

Rita Barberá ni dimite ni se lo plantea

La exalcaldesa de Valencia reitera que no ha habido "ningún blanqueo de dinero"

Agradece el apoyo de su "buen amigo" Rajoy y pide al PP "templanza y sosiego"

Rita Barberá  durante su comparecencia, hoy. / MIGUEL LORENZO/ VIDEO ATLAS

Rita Barberá  durante su comparecencia, hoy.
Rita Barberá, el pasado 25 de febrero, antes de iniciar la rueda de prensa.

/

Se lee en minutos

Con sonrisa apretada, 29 días después de que estallara la operación Taula que ha acabado con 49 de sus colaboradores en el Ayuntamiento de Valencia imputados por blanqueo del dinero del PP local, Rita Barberá ha convocado este jueves una rueda de prensa para dejar claro que no piensa dimitir.

"No he contribuido a ningún blanqueo de dinero, ni lo he ordenado, ni he tenido el menor conocimiento de cajas b ni el grupo municipal ni en el partido". La exalcaldesa y senadora ha rechazado de este modo su participación en la presunta financiación ilegal del PP de Valencia que investiga el juez del 'caso Imelsa', que el pasado martes inició los trámites para su imputación. "Todo lo que se ha dicho es absolutamente falso", ha añadido Barberá, en una frase que ha recordado a aquella que pronunció el líder del partido, Mariano Rajoy, cuando salieron a la luz los 'papeles de Bárcenas' ("todo es falso salvo alguna cosa", dijo entonces Rajoy).

Precisamente, la exedila ha dado las gracias a su "buen amigo" Rajoy, a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal; al ministro de Justicia, Rafael Catalá; al expresidente valenciano "Paco" Camps y a todos los que en su partido han salido en su defensa. Sobre los que no la han apoyado o le han pedido explicaciones durante este mes, como hizo en una entrevista con EL PERIÓDICO la vicesecretaria de estudios y programas, Andrea Levy, ha afirmado que quizás se hayan "precipitado" por su "juventud" y les ha pedido "sosiego, tranquilidad y templanza". "Seguiré aportando al PP lo que el PP quiera de mí", ha dicho sobre su continuidad en el partido. Y también ha añadido que volverá a trabajar al Senado "cuando haya actividad parlamentaria normal".

El PP se da por satisfecho

El vicesecretario de organización del PP, Fernando Martínez Maíllo, ha asegurado que la dirección del partido se da por "satisfecha" con las explicaciones de Rita Barberá, aunque ha matizado que habrá que esperar "a ver los acontecimientos" antes de tomar cualquier decisión. El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, no citó el asunto ni fue preguntado por él en un coloquio organizado por 'La Razón' en el que ha participado este jueves.

LOS ESTATUTOS DEL PARTIDO

Durante una comparecencia que ha tenido lugar en la sede de los populares valencianos, Barberá ha defendido que es una "persona honrada" y que su patrimonio es "fruto del ahorro" de su trabajo. "A pesar de las ansias irrefrenables de la izquierda para que desaparezca de la política, les voy a decir muy clarito que no dimito, es que ni me lo planteo", ha recalcado la exalcaldesa aferrándose a que cumplirá los estatutos del PP que, según ha explicado, no contemplan que se deba dar ese paso hasta que no haya sentencia condenatoria firme. Y ha puesto en marcha el ventilador recordando algunos casos de corrupción que afectan a otros partidos, como el de los ERE de Andalucía o el del 3% catalán.

Lejos de asumir cualquier responsabilidad política por el hecho de tener a prácticamente todo su equipo investigado por haber blanqueado presuntamente 50.000 euros a través del 'lavado' de billetes de 500 euros antes de las últimas elecciones, Barberá ha asegurado que ella no ha cometido "ningún delito ni hecho ilícito" y, por ello, ha señalado que dimitir sería asumir la culpa de algo "que no sé qué es porque no he hecho".

BALONES FUERA

Noticias relacionadas

Asimismo, al tiempo que ha puesto la "mano en el fuego" por todo su equipo investigado, ha echado balones fuera en cuanto a la gestión diaria del partido y del ayuntamiento. Sobre el primero, ha recordado que "nunca" ocupó en él un cargo orgánico y que las decisiones las tomaba la junta local mientras de la campaña electoral era responsable el comité de campaña. De las adjudicaciones de contratos públicos, sobre los que ha vuelto a negar que hubiera habido amaños, ha responsabilizado a los funcionarios de las mesas de contratación.

Barberá se ha quejado reiteradamente de las "filtraciones" a la prensa de un caso "bajo secreto de sumario" sobre el que ha rechazado dar más explicaciones y ha pedido "legislar muy seriamente sobre las filtraciones, que para ella no deberían ser tenidas en cuenta.