Ir a contenido

35 ANIVERSARIO

23-F: nadie está donde estaba

Los personajes clave durante el intento de golpe de Estado están alejados de la primera línea política o han fallecido

Rafa Julve

El intento de golpe de Estado del 23F. / YOUTUBE / TVE

Este martes se cumplen 35 años del intento de golpe de Estado encabezado por el teniente coronel Antonio Tejero, el hombre que mantuvo a España con el corazón en un puño durante 18 horas aquel 23-F de 1981. El propio Tejero fue condenado a 30 años por rebelión militar consumada con el agravante de reincidencia, pero tras 15 años y 9 meses entre rejas quedó en libertad condicional el 3 de diciembre de 1996 por sus donaciones de sangre y sus trabajos en la cárcel. Ahora disfruta de su jubilación. Ningún personaje clave de aquel día está ya en la primera línea política. Muchos han fallecido.

Tejero, el último de los procesados por la intentona golpista en salir de prisión, es de los pocos cabecillas que aún pueden contar su irrupción y la de 200 guardias civiles en el Congreso al grito de "¡quieto todo el mundo, al suelo!". Retirado en su piso de Madrid, dice ser "feliz" viviendo de la pensión que le paga el Estado. "Apechugo con todo lo que me echaron encima. Trataron de destruirme [...]. Solo quiero vivir tranquilo, como un jubilado más", declaró hace unos días al suplemento 'Crónica' de 'El Mundo'.

Cuando no está en la capital de España, donde asiste diariamente a misa y alguna vez se escapa al Museo del Prado, Tejero suele pasear sus 83 años por el club náutico de Torre del Mar (Málaga). Allí remata las sobremesas con "whisky marca nacional" e intenta evitar los focos, aunque su figura vuelve a la actualidad cada 23-F, especialmente el del 2014, cuando con cinco días de antelación festejó la jornada invitado por su hijo a tomar paella en un cuartel de la Guardia Civil de Valdemoro (Madrid). El vástago, teniente coronel, fue destituido por el Ministerio del Interior, pero la Audiencia Nacional ordenó restituirle en su puesto al alegar que la decisión la debería haber tomado el Instituto Armado.

Otro de los invitados a aquel ágape fue el capitán Jesús Muñecas. Condenado también por su participación el 23-F, fue él quien subió al estrado del hemiciclo y lanzó la siguiente frase: "No va a ocurrir nada, pero vamos a esperar un momento a que venga la autoridad militar competente para que disponga". Años después volvió a dar titulares al ser uno de los expolicías reclamados por Argentina por torturas durante el franquismo.

La última polémica en que se vio envuelto Tejero fue aquella paella que se tomó con su hijo en un cuartel de la Guardia Civil en febrero del 2014

Protagonistas del 23-F más conocidos aún hace tiempo que fallecieron. Del bando golpista ya están muertos, entre otros, el exgeneral de división del Ejercito de Tierra Alfonso Armada (2013) y Jaime Milans del Bosch (1997), el capitán general de la segunda región militar que comandaba la conspiración desde Valencia, mientras que el flanco político cuenta con traspasos como los de Adolfo Suárez (2014), Santiago Carrillo (2012), Manuel Fraga (2012), Manuel Gutiérrez Mellado (1995) y Leopoldo Calvo-Sotelo (2008). La investidura de este último como presidente era la que se iba a votar en el momento en que los golpistas irrumpieron en el hemiciclo. Finalmente se alzó con el cargo dos días después.

Felipe GonzálezAlfonso Guerra y José Bono son otros nombres que vivieron en primera persona el conato de golpe de Estado. Los tres todavía tienen voz en la política, pero hablan desde la retaguardia y fuera del Congreso: el último de ellos en dejar el escaño fue Guerra, en noviembre del 2014.

Ni siquiera el Rey es el mismo. Actor clave en el 23-F, Juan Carlos I abdicó en junio del 2014 en favor de su hijo Felipe y ahora ejerce de Monarca jubilado con una agenda más decantada hacia lo social.

Discurso del Rey la noche del intento de golpe de Estado del 23F. / YOUTUBE / TVE