Ir a contenido

LA GENERALITAT EN EL EXTERIOR

'Embajadas' fantasma

El Govern anunció en junio del 2015 la creación de delegaciones en Portugal, Marruecos y el Vaticano, pero ninguna ha entrado en funcionamiento

El responsable de la oficina de Lisboa fue nombrado por Mas en julio del año pasado, pero aún no tiene sede

Rafa Julve

Dependencias del Govern en la calle de la Pietat, 2 de Barcelona, donde consta la sede de las delegaciones de Portugal, Marruecos y el Vaticano.

Dependencias del Govern en la calle de la Pietat, 2 de Barcelona, donde consta la sede de las delegaciones de Portugal, Marruecos y el Vaticano. / FERRAN SENDRA

“El Govern refuerza su presencia en el exterior con la creación de tres nuevas delegaciones en la Santa SedePortugal y Marruecos”. Así rezaba la nota de prensa de la Generalitat posterior a los acuerdos del Consell Executiu del 16 de junio del 2015. El mismo documento, también en tiempo verbal presente, agregaba: “Con la aprobación de las tres nuevas sedes, un total de 10 delegaciones integran la red exterior del Govern”. Se trataba de “FranciaReino UnidoAlemaniaEEUUItaliaAustriaBruselas (la de la UE)” y de las tres nuevas oficinas. Sin embargo, han pasado ocho meses de la firma del decreto de creación y ninguna de esas últimas ‘embajadas’ ha entrado en funcionamiento, pese a que en una de ellas se nombró incluso a su delegado. La decisión del Tribunal Constitucional de suspender las funciones de la Conselleria d'Afers Exteriors se incluye desde esta semana como otro elemento que podría demorar cualquier movimiento. 

Calle de la Pietat, 2 (Cases dels Canonges). 08002. Barcelona. Esa es la dirección de las sedes del Govern en PortugalMarruecos y el Vaticano, según ha constado durante meses (y así seguía este miércoles) en la página web de la Generalitat. Además, en el mapa de las “delegaciones en el exterior” se puede ver señalada en Google Maps la ubicación de las siete oficinas existentes (la octava es la de L’Alguer, que fue absorbida por la 'embajada' de Roma). No aparecen ni Rabat ni la Santa Sede, pero en este caso sí está indicada una mención a “Lisboa” acompañada de la palabra “próximamente”.

"A PUNTO DE PLENO RENDIMIENTO"

El ‘conseller’ de Afers Exteriors, Raül Romeva, explicó el martes de la semana pasada en su primera comparecencia en la comisión parlamentaria sobre su departamento que actualmente hay siete delegaciones "plenamente operativas" y que “una octava está prácticamente a punto de pleno rendimiento, que es la de Portugal”. No hizo mención ni a la de Marruecos ni a la del Vaticano, aunque sobre esta última la oposición le preguntó en varias ocasiones con qué finalidad se ha apostado por desplegar allí una oficina, qué tipo de promoción económica o turística se puede hacer.

La dirección de las tres sedes está ubicada en la calle de la Pietat de Barcelona, según la web del Govern

Pero rebobinemos de nuevo al año pasado. La creación de las nuevas ‘embajadas’ “responde al cumplimiento del plan de Govern 2013-2016 y del plan estratégico de acción exterior 2015-2018”, relataba la nota de prensa del 16 de junio. Un mes después, el 18 de julio del 2015, otro comunicado oficial informaba de que “el nuevo delegado del Govern en Portugal toma posesión de su cargo”. El designado fue Ramon Font, periodista y exdirector del Programa de Coordinación de Promoción Exterior con Portugal y Brasil, y “su misión prioritaria es la apertura y puesta en marcha de la delegación del Govern en Portugal, hecho que se producirá en las próximas semanas”, agregaba ese texto de hace siete meses. No se indicaban sus emolumentos, pero si fueran los de cargo de director general, como otros 'embajadores', estos ascienden a 80.589,54 euros anuales (sin añadir el 1% de aumento de sueldo aprobado por el Parlament en el último pleno).

Siete meses después de su nombramiento, Font aún no cuenta con una delegación en Lisboa. Fuentes de Afers Exteriors han comentado a este diario que no hay fecha todavía para abrir esas dependencias, aunque se espera que no se retrase mucho. Atribuyen la demora a "cuestiones logísticas" y al 'impasse' producido por la convocatoria de las elecciones del 27-S. Sobre las oficinas del Vaticano y Marruecos, el departamento evita hacer pronósticos. También avisa de que la aprobación o no de nuevos presupuestos influirá en el despliegue o no de nuevas sedes. Solo faltaba la suspensión cautelar del departamento por parte del TC.