Ir a contenido

Junqueras aboga por reformular BCN World por no ser "realista"

El vicepresidente apuesta por reducir el peso del juego en el proyecto

El 'conseller' Josep Rull ciñe una posible consulta al área de Tarragona

Xabi Barrena

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, en la reunión del Consell Executiu.

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, en la reunión del Consell Executiu. / FERRAN SENDRA

Oriol Junqueras ha explicado este jueves en el Parlament el estado de la cuestión que más separa ahora mismo al Govern de sus socios de estabilidad parlamentaria, la CUP: el proyecto de BCN World. El vicepresidente, siempre pendiente de no causar nuevos fuegos en el seno del Ejecutivo --por ejemplo, sobre la eventual consulta--, ha dejado claro, por un lado, que el proyecto original "no era realista", pero que, sin embargo, la intención no es dejar la iniciativa en un cajón, sino repensarlo para que se adecúe a lo que reza el programa electoral de Junts pel Sí, esto es, que se levante un complejo de ocio razonable, sostenible y familiar.

El relato trazado por Junqueras fue tan fácil de seguir como tirar del hilo cronólogico y subrayar las contradicciones detectadas. Si los padres de la iniciativa, los que salieron en la foto una mañana de domingo del 2014 fueron Artur MasPere Navarro y la empresa promotora, Veremonte, y ninguno de estos tres actores sigue en la escena es que, quizá, vino a decir el vicepresidente, el proyecto no era tan bueno como cabía esperar. Fracasado, pues, el proyecto inicial de BCN World, con los seis casinos previstos, hay que redimensionar el plan y dibujar uno en el que "el juego no domine" el conjunto. "Está claro que el plan no ha funcionado porque el intermediario (Veremonte) desapareció y los inversores no aparecieron. No era un modelo realista".

MUTIS POR EL FORO

En este momento de la intervención, Junqueras también ha recordado que no solo de BCN World se esfumaron los inversores, pues el magnate del juego Sheldon Adelson hizo mutis por el foro tras anunciar a bombo y platillo que iba a asentar sus reales en Madrid. La mención ha tenido doble miga por cuanto, por un lado, quien se quedó compuesto y sin inversor fue Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, y correligionaria del diputado Alejandro Fernández, que presentó la resolución. Y por el otro, porque hizo recordar la larga pugna entre el Gobierno madrileño y la Generalitat por cortejar a Adelson y el propio nacimiento de BCN World como una especie de 'torna' tras perder la batalla ante la capital.

Para sustentar la falta de contacto del proyecto de Veremonte con la realidad, el vicepresidente ha comparado la superficie prevista para casinos que preveía el plan inicial, 60.000 metros cuadrados, con la de los grandes complejos de juego en los Estados Unidos, desde los 3.000 metros cuadrados del Hard Rock Cafe en Florida a los 15.000 del emblemático, y ya cerrado, Caesars Palace, donde actuaba el llamado Rat Pack, en Las Vegas. Otro punto que escuece mucho en ERC, el de las exenciones fiscales a las actividades ligadas al juego, fue también tamizado por el vicepresidente, que apuntó que la rebaja aprobada, del 55% al 10% de tipo impositivo, estaba pensanda para la inversión inicial prevista. Pero toda vez que hay que repensar el plan, y a buen seguro la extensión será rebajada, habrá que reabrir la carpeta y reducir esos incentivos.

GRAN OPORTUNIDAD

Poco antes, también en el Parlament, fue el 'conseller' de Territori, Josep Rull, el que abordó el asunto. Rull ha calificado de "oportunidad que no se puede echar a perder" el proyecto de BCN World. Eso sí, una vez que Veremonte se retiró del plan el pasado mes de mayo, se ha mostrado dispuesto de abrir un nuevo proceso de diálogo en el que todo es susceptible de revisión, por ejemplo y en sintonía con Junqueras, "la fiscalidad del juego".

Rull ha abogado por un plan urbanístico redimensionado, con nuevos operadores y con un doble consenso, "político y territorial". "Que el territorio escuche y el territorio opine", ha aseverado el 'conseller', apoyando, por tanto, la consulta que el 'president' Carles Puigdemont propuso hace una semana y que se circunscribe a la área de Tarragona, frente a lo que prefiere Junqueras, que opta porque sea toda Catalunya la que vote.

0 Comentarios
cargando