Las claves de la oferta de Podemos

Iglesias plantea un documento en el que reclama más poderes para su vicepresidencia y crea tres nuevos ministerios

La fuerza morada propone un aumento del gasto público en 96.000 millones hasta final de legislatura

Las claves de la oferta de Podemos

JUAN MANUEL PRATS

Se lee en minutos

Más allá de la montaña rusa de las declaraciones que llevan a las posibilidades de pacto del optimismo al catastrofismo en apenas unas horas, el planteamiento de Podemos marca dos acentos sustanciales. Uno, la apuesta por la plurinacionalidad. El referéndum se considera “imprescindible”. A pesar de lo espinada que resulta esta reivindicación para un Pedro Sánchez con férreo marcaje de los barones socialistas, el compromiso de Pablo Iglesias es mantener ese término en el documento final del acuerdo, si es que lo hubiese. Y dos, se refuerza el poder del vicepresidente, que se arroga áreas clave que le darían un gran margen de maniobra.

DERECHO A DECIDIR Y FINANCIACIÓN

La apuesta es firme. Fiel a lo que prometió en su programa electoral, Iglesias reivindica el referéndum, exige que se le dote de todas las garantías y que se explicite en una pregunta “única y clara”. Plantea que la estructura del Estado necesita “correcciones urgentes” y que se debe reconocer un nuevo encaje territorial. El texto, y esto es clave, fija la consulta “como objetivo en la primera etapa de gobierno”, un concepto de cierta ambigüedad que visibiliza premura pero evita comprometer plazos y enmarañarse en si el referéndum ha de ser previo, simultáneo o posterior a una reforma de la Constitución.

Piden que se blinden las competencias de las comunidades autónomas y que se apruebe un nuevo modelo de financiación vinculado a dos principios: el reparto debe ser ecuánime y se ha de mantener el principio de ordinalidad para que exista una distribución de rentas entre territorios, pero se haga manteniendo un criterio de “equidad territorial”. La ordinalidad es un concepto a tener en cuenta, puesto que si bien el PSOE lo incluyó en su programa electoral, no figura en su documento base para negociar. 

La defensa del “país de países” sería arbitrada desde un ministerio de nuevo cuño, el de Plurinacionalidad, Administraciones Públicas y Municipalismo. Según Xavier Domènech una de las propuestas sería que el DNI y el pasaporte recogiesen la "pertenencia a la nacionalidad".

LA COMUNICACIÓN DEL GOBIERNO

Podemos amplía el poder de la vicepresidencia, cartera que reduce costes y cargos, pero aumenta competencias. Asumiría las que ya tiene (CIS, CNI, BOE y relación con las Cortes) pero se arroga un área clave: la comunicación del Gobierno. Esa secretaría de Estado, que pertenece al presidente, pasaría al control estricto de Iglesias.

El líder de Podemos también asumiría una subsecretaría de Presidencia que coordinaría las actividades del consejo de ministros. Además, fundaría una secretaría de lucha contra la corrupción y el crimen organizado, con la creación de "unidades policiales independientes". El sueldo de vicepresidente se reduciría.

GOBIERNO CON 15 MINISTERIOS, 3 MÁS

La propuesta incluye 15 carteras. Se crean tres nuevos departamentos. El de Plurinacionalidad -Iglesias no concretó si exigirá que sea titular Xavier Domènech- ; el de Igualdad, que  suprimió el PP; y el de Medio Ambiente. Además Cultura gana peso y se independiza de Educación, Investigación, Desarrollo e Innovación. Hacienda pasa a integrarse con Economía y Garantía Ciudadana. 

También se quiere crear 3 nuevas secretarías de Estado, ejes fundamentales del programa podemista: lucha contra la corrupción; contra la violencia machista; y para la infancia.

REFORMA DEL IRPF

Podemos plantea una propuesta con memoria económica que prevé un aumento del gasto público de 96.000 millones al final de la legislatura (2019). Este incremento sería compensado por subidas de impuestos para recaudar entorno a 28.000 millones. Propone una reforma del IRPF, aumentando el número de tramos el tipo marginal, que pasaría del 45% al 55% para rentas superiores a 300.000 euros. También busca reformar el impuesto de sociedades y prohibir la exención del impuesto de sucesiones y patrimonio. Y otra medida estrella. Prometen subir el IVA al 25% en los artículos de lujo; aplicar el superreducido (4%) a alimentos y el reducido (10%) a agua, luz y gas.

Esperan recaudar nuevos impuestos de la banca y transacciones financieras, y 12.000 millones extra de la lucha contra el fraude. Con esos ingresos, Podemos quiere sostener sus objetivos económicos: revertir los recortes y priorizar la creación de empleo con políticas macroeconómicas expansivas.  Propone un programas sociales (plan de renta garantizada, 15.000 millones);  inversiones públicas (plan de transición energética, 13.000 millones); reforma fiscal que aumente la progresividad; y un nuevo calendario de reducción del déficit.

REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA 

Plan nacional contra la corrupción para  dotar de mayor protección a las personas que destapen hechos delictivos, a través de una ley de defensa y protección del denunciante. También proponen una ley para profesionalizar la administración pública y blindar en la Constitución la prohibición de puertas giratorias durante 10 años. Reclaman una nueva ley de partidos, que fiscalice más a las fundaciones, limitar las donaciones de inmuebles y "prohibir o limitar con severidad" el endeudamiento bancario. 

Te puede interesar

Además, piden ampliar el plazo de prescripción de los delitos de corrupción, crear una "unidad de policía judicial independiente" y que se introduzca un nuevo delito, el del enriquecimiento injusto, para poder juzgar a los altos cargos que, sin ser culpables de corrupción, obtienen beneficio. También proponen rebajar de 120.000 a 50.000 el importe que establece qué es delito fiscal. 

El documento propone que se deroguen las reformas laborales de PSOE y PP, la ley mordaza, la reforma de la justicia universal y la ley de enjuiciamiento criminal.