Ir a contenido

EL PULSO SOBERANISTA

El independentismo y Sí que es Pot exhiben sintonía frente al PP en la comisión del 'procés'

Las ausencias del PSC y de Ciutadans marcan la sesión constitutiva

Los populares pronostican que el órgano parlamentario será declarado "ilegal"

Fidel Masreal

Muriel Casals (Junts pel Sí), Gabriela Serra (CUP) y un letrado del Parlament en la sesión constitutiva de la comisión sobre el ’procés’.

Muriel Casals (Junts pel Sí), Gabriela Serra (CUP) y un letrado del Parlament en la sesión constitutiva de la comisión sobre el ’procés’. / JOAN CORTADELLAS

'Ho farem, ho farem bé, no podran' ("Lo haremos, lo haremos bien, no podrán"). Estas son las palabras entre las que Muriel Casals y Gabriela Serra se han fundido en un fuerte abrazo este jueves en el Parlament. Acababan de constituir una comisión de estudio de notable trascendencia política, la que analizará el llamado "proceso constituyente". Y ambas diputadas, la exlíder de Òmnium Cultural y la veterana activista de la CUP, han mostrado una complicidad y emotividad que hace prever una actividad decidida a esta comisión. Una sintonía a la que se ha apuntado, con matices, Catalunya Sí que es Pot en la intervención sosegada y constructiva de su portavoz, Joan Coscubiela.

Tenía que ser un acto de trámite con la elección de la mesa de la comisión. Pero la incendiaria intervención de la diputada del PP Esperanza García ha logrado darle polémica y también un efecto bumerán: la sintonía entre Junts pel Sí, la CUP y Catalunya Sí que es Pot en una sesión en la que, por discrepancia sobre lo que se debatirá en esta comisión, no han asistido ni el PSC ni Ciutadans.

Esperanza García

DIPUTADA DEL PPC

"Esta comisión es una amoralidad parlamentaria y no es ninguna base de estudio para ninguna declaración de soberanía, ni para ninguna ruptura de ningún país"

Todo transcurría con calma, y Casals (que presidirá la comisión) había pronunciado un discurso inicial protocolario y sin aristas. "El objetivo de esta comisión será conseguir la máxima participación de personas, entidades y expertos, a los que podremos invitar, pero también la máxima participación de nosotros. La participación es el objetivo y el método, será nuestro camino”, ha afirmado. Lo ha dicho tras aclarar, de entrada, que se trata de una comisión de estudio, no legislativa. Una manera de hacer cómoda la participación de Sí que es Pot y de soslayar la amenaza de una impugnación.

Amenaza que se ha encargado de personalizar la representante del PP. Con un verbo provocativo, García ha dejado clara su discrepancia con la constitución misma de este órgano parlamentario. "El PP está aquí para dejar constancia de que esto es una amoralidad parlamentaria y que, además, esta comisión de ruptura no es ninguna base de estudio para ninguna declaración de soberanía, ni para ninguna ruptura de ningún país”, ha avisado. "No les dejaremos ni un milímetro", ha añadido por si había alguna duda. Ha usado términos como "contrasentido" y "fraude" y se ha erigido en defensora del 52% de los votantes no independentistas del 27-S.

Joan Coscubiela

DIPUTADO DE CATALUNYA SÍ QUE ES POT

"Pido al PP que deje de hablar en nombre del 52% de los catalanes, y en democracia nunca se tendría que prohibir el derecho a decidir, a debatir, a pensar y a reflexionar"

JUNTS PEL SÍ, CON COSCUBIELA

El efecto de estas palabras ha sido un cierre de filas tanto de Junts pel Sí como de Catalunya Si que es Pot. Coscubiela ha exigido a García que no se arrogue la representación del 52% de los votantes. Y con estas palabras ha conquistado el aplauso (golpes con la mano encima de las mesas, para ser precisos) de los representantes del soberanismo, presentes de forma masiva en un acto protocolario, pero con cierto aire de solemne pistoletazo de salida.

Coscubiela no solo ha salido en defensa de la legalidad y legitimidad de la creación de este grupo de trabajo parlamentario, sino ha vindicado la necesidad misma de un proceso constituyente: "Un amplio sector de la sociedad está convencido de que el sistema socioeconómico político y de ordenación territorial de la transición española está más que agotado. Una prueba la vimos este martes en Valencia", ha espetado al PP aireando el último golpe a la corrupción en Valencia.

La número dos de ERC, Marta Rovira, también ha querido responder al PP asegurando con contundencia que la comisión de estudio tiene plena base legal. "Tenemos un mandato legítimo, legal y mayoritario y nos parece absolutamente adecuado que exista una comisión", ha asegurado. Y ha recordado que en una sesión de la junta de portavoces el popular Enric Millo dijo que el PP no pondría objeciones a crear una comisión sobre el proceso constituyente siempre que no fuera de caracter legislativo, sino de estudio.

Muriel Casals

DIPUTADA DE JUNTS PEL SÍ

"Tendremos que compartir y contrastar visiones distintas, hallar espacios de confluencia, que existen, seguro"

Coscubiela ha recordado también que su grupo discrepa del soberanismo en muchos aspectos, pero ha insistido en que "es inconcebible negar el derecho a debatir, a pensar y a reflexionar", y ha reclamado al PP que deje de exhibir prejuicios y se ponga "la venda antes de la pedrada, que no vendrá, al menos por nuestra parte".

El futuro de esta comisión puede ser vago o poco concreto, y acabar con formulaciones legales. Solo el tiempo lo dirá, en paralelo a las posibles impugnaciones estatales. Lo que sí se ha constatado en la primera sesión es la buena voluntad del soberanismo y de Sí que es Pot. Casals y Serra ya se han intercambiado teléfonos y disponen del asesoramiento legal de los servicios jurídicos del Parlament. En breve, una primera reunión y a partir de ahí, las comparecencias y los debates.