TENSIONES EN LA IZQUIERDA ALTERNATIVA

Podem amaga con romper Catalunya Sí que es Pot

ICV acepta una portavocía rotatoria tras una tensa reunión del grupo parlamentario

El partido morado exigió en un documento interno mayor "visibilidad mediática"

Joan Coscubiela y otros diputados de Catalunya Sí que es Pot, en el Parlament.

Joan Coscubiela y otros diputados de Catalunya Sí que es Pot, en el Parlament. / FERRAN SENDRA

3
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

Podem había lanzado el lunes un ultimátum a Iniciativa y a EUiA, las otras fuerzas que integran Catalunya Sí que es Pot. O tenían más "visibilidad mediática" en la coalición o rompían la baraja. Albano Dante Fachin, portavoz adjunto del grupo, reclamó en un documento que remitió a las bases que se repartiera las intervenciones con el actual portavoz de la coalición, Joan Coscubiela (ICV). Si no era aceptada su petición antes del jueves, "la continuidad de Sí que es Pot como grupo parlamentario podría tener los días contados", se aseguraba en el texto. Tras una reunión entre los miembros de la coalición, sus integrantes han querido este martes quitar hierro al asunto y Coscubiela ha reconocido que "habrá ajustes" en las comparecencias ante la prensa.

"El grupo parlamentario es, en la práctica, un espacio donde ICV hace y deshace a placer", sentenciaba el duro documento de Fachin, mandado a las bases moradas, que advertía de que los podemistas tomarían "medidas" si la respuesta no era afirmativa. Podem cuenta con cuatro de los 11 diputados de la coalición: el propio Fachin, Àngels Martínez Castells, Jèssica Albiach y Joan Giner, para quienes reclamaba "una mayor visibilidad mediática".

MATRIMONIO MAL AVENIDO

Desde el 27-S, las relaciones en el seno de la coalición no han sido fáciles, especialmente entre Podem e Iniciativa. Tras la dimisión del podemista Gerard Bargalló, Podem reclamó que cubriese el puesto de diputado por Tarragona la siguiente candidata de Podem, Adriana Álvarez. Pero finalmente fue Hortènsia Grau, de Iniciativa, quien se quedó con el escaño. La confección de la candidatura tampoco había sido sencilla.

Tras el 'no' de Barcelona en Comú a integrarse en la coalición, el acuerdo final fue que Lluís Rabell fuera el candidato y Coscubiela el portavoz, aunque desde las filas de Podem se confiaba en que, con Fachin como adjunto, tendrían mayor presencia mediática. "Lo que no se preveía es que esto significara la práctica total desaparición de los diputados de Podemos del mapa político", sentencia el documento.

Consciente de que el riesgo de escisión es una constante en la izquierda alternativa, Coscubiela, veterano político, ha capeado el temporal con naturalidad atribuyendo las tiranteces al hecho de que son un grupo "joven, diverso y plural", pero que goza de buena salud. Se ha mostrado comprensivo con el nerviosismo que había habido en las filas podemitas y ha explicado que la "poca presencia mediática" de los diputados morados se debía al largo paréntesis en el que el Parlament ha estado "hibernando" desde el 27-S hasta que Carles Puigdemont fue investido 'president' sobre la bocina. "No creo sea un problema político ni de convivencia entre los partidos. En este atril verán comparecer diputados y portavoces de todos los grupos que forman Catalunya Sí que es Pot", ha dicho el portavoz de la coalición.

En este punto, el dirigente ecosocialista ha asegurado que la rotación de portavoces no se debía a las presiones podemistas, sino que estaba "previsto desde el principio". Tras el órdago lanzado por Fachin, desde Podem se ha querido restar importancia a la situación, reconociendo el malestar de los diputados, pero asegurando que solo pedían una reunión para aclarar el asunto. Una de las reivindicaciones de la misiva, que el portavoz de la comisión sobre el proceso constituyente (la comisión estrella) fuera para Podem, se ha solventado con tres portavoces rotatorios: Coscubiela, Fachin y Rabell.

Noticias relacionadas

El terremoto se gestó el lunes, el mismo día en el que Ada Colau anunció que quiere profundizar en una confluencia de la izquierda alternativa que convertiría a En Comú Podem, vencedora de las elecciones generales en Catalunya, de coalición electoral a alianza fijaBarcelona en Comú, el partido de la alcaldesa de Barcelona, no participó en la coalición de Catalunya Sí que es Pot, que integran los mismos socios de quien sí se acompañó en En Comú Podem. Pese a ello, la penúltima crisis en la izquierda alternativa pone de relevancia el siempre difícil reto de aunar las distintas sensibilidades que hay en el mundo de la izquierda. 

Errejón aplaude que En Comú Podem se convierta en alianza estable