El Cercle pide a Rajoy y Sánchez que se entiendan para gobernar

Antón Costas ha transmitido su petición tanto al líder del PP como al del PSOE

La entidad cree que este pacto facilitaría las reformas que España tiene pendientes

Mariano Rajoy y el presidente del Cercle d’Economia, Antón Costas, en mayo del año pasado en Sitges.

Mariano Rajoy y el presidente del Cercle d’Economia, Antón Costas, en mayo del año pasado en Sitges. / RICARD CUGAT

4
Se lee en minutos
Neus Tomàs
Neus Tomàs

Periodista

ver +

El Cercle d’Economia mide siempre sus palabras y movimientos cuando se trata de posicionarse respecto de los convulsos tiempos que vive la política, sea en Catalunya o, tras el 20-D,  también en Madrid. Pero que sea cauteloso no quiere decir que no tenga opinión ni que la esconda. De ahí que su presidente, Antón Costas, haya comunicado tanto a Mariano Rajoy como a Pedro Sánchez el interés que tiene el Cercle por que PP y PSOE lleguen a un acuerdo para garantizar la gobernabilidad de España. Y, con ella, su estabilidad política y económica.

Costas estuvo el miércoles con el presidente en funciones y este jueves con el líder del PSOE. Para esta entidad, cuyos integrantes son desde empresarios a académicos, ejecutivos y políticos, no se trata ni tan siquiera de emular la gran coalición alemana, sino de que ambas fuerzas se comprometan a asegurar la estabilidad del Ejecutivo central sin tener que depender de otras, léase Podemos.                                                                                             

El principal lobi empresarial catalán  insta a populares y socialistas a asegurar la estabilidad del futuro Ejecutivo 

El diagnóstico que hace el principal lobi económico de Catalunya es el siguiente: si Sánchez lograse ser presidente pero con el peaje de depender durante la legislatura de los votos del grupo de Pablo Iglesias y de los nacionalistas e independentistas catalanes y vascos, el PP optaría por una oposición dura que impediría, por ejemplo, abordar una reforma de la Constitución que ayude a frenar un auge del secesionismo. Cabe recordar que sin el apoyo de los populares es imposible aprobar una revisión en profundidad de la Carta Magna. A ello añade Costas el imperativo de disponer de un Ejecutivo estable que afronte las reformas que aún necesita la economía, justo cuando Bruselas exige a España un ajuste adicional de 10.000 millones de euros para cumplir el objetivo de déficit.

EL 'FACTOR PODEMOS'

Otro colectivo, el Círculo de Empresarios, este con sede en Madrid, ha alertado de que llegado el caso, si se configurase un Gobierno PP-PSOE con la colaboración externa de Ciudadanos, lo único que se conseguiría sería dar alas a Podemos. Su presidente, Javier Vega de Seoane, expresó el temor a que un gran acuerdo acabase mal. “Si fracasa ese Gobierno, ¿quién estaría en la oposición?”, se preguntó el martes en  declaraciones a Antena 3.                          

Rajoy se someterá  al debate de investidura para buscar la reelección, pese a que no dispone de los apoyos necesarios 

Pero no parece que Rajoy tenga demasiadas opciones de conseguirlo. Fía sus posibilidades de un acuerdo con el PSOE a que logre convencerlo con las propuestas que ofrezca en su discurso ante el Congreso. Y esta es una probabilidad que Sánchez ha descartado por activa y por pasiva. Solo Ciudadanos, que cada día que pasa aclara menos su posición, se plantea facilitar (que no apoyar) a Rajoy. Por lo tanto, aun así, el presidente en funciones necesitaría a los socialistas para repetir en el cargo. Además, la opción de que renuncie en favor de otro dirigente popular, descartada por el propio Rajoy, no apocará al líder socialista ya que, si él no puede, será Sánchez quien intente ser presidente. 

EL RETO CATALÁN

En plena campaña de las pasadas autonómicas, el Cercle hizo pública una nota en la que insistía en su rechazo a la vía independentista pero, en cambio, abría la puerta a la celebración de una consulta “legal y pactada” (una opción que, hoy por hoy, siguen rechazando tanto el PP como el PSOE).

Y en la más reciente campaña de las generales, la visita de Francesc Homs, entonces candidato de Democràcia i Llibertat y hombre fuerte del Govern de Artur Mas, fue del todo menos plácida. En ese encuentro, Costas le preguntó a Homs si iría a Madrid a comunicar solo “frustraciones” o también “propuestas”, a lo que el ahora ya jefe de filas convergente en el Congreso le respondió que su cometido sería defender un Estado propio.

Tanto CDC como el PNV han expresado públicamente, y también en sus respectivas reuniones con Felipe VI, que no piensan facilitar la investidura de Rajoy (a la vez que han avisado de que su apoyo a Sánchez no será gratis).

Noticias relacionadas

En el caso de Podemos, la condición para ayudar al líder socialista a llegar a la Moncloa es que se avenga a impulsar un referéndum. Ya no proclaman que la consulta -la alternativa a una ruptura que también bendice el Cercle- sea “una línea roja”, pero Iglesias y, sobre todo, sus socios de Barcelona En Comú siguen exigiéndola como requisito.      

Así que, visto el desconcierto que todavía impide atisbar quién  acabará siendo presidente del Gobierno, el anhelo del Cercle puede que se quede en eso: un deseo.