Ir a contenido

LA NUEVA LEGISLATURA CATALANA

Apretando por la izquierda a ERC y la CUP

Las propuestas de PSC y Sí que es Pot pondrán a prueba el carácter social de republicanos y anticapitalistas

"Vamos a intentar que hagan la transición, abandonen el neoliberalismo de CDC y se abran a las izquierdas", asegura Joan Josep Nuet

Roger Pascual

Eva Granados y Miquel Iceta, portavoz y líder del PSC, delante de Rabell y Coscubiela, de Catalunya Sí que es Pot, en el Parlament.

Eva Granados y Miquel Iceta, portavoz y líder del PSC, delante de Rabell y Coscubiela, de Catalunya Sí que es Pot, en el Parlament. / FERRAN SENDRA

Las fuerzas de izquierda en la oposición tienen claro la táctica a seguir después del acuerdo de investidura de Carles Puigdemont: cargarán más que nunca el juego por la izquierda. El PSC y Catalunya Sí que es Pot, que ya propusieron un pleno social que fue bloqueado por los anticapitalistas y ERC, pondrán a prueba a los 'cuperos' y a republicanos.

"Que una formación como la CUP, que por activa y pasiva ha luchado contra los casos de corrupción, pacte con el partido que parece que tiene problemas de este tipo... Veremos como lo blindan, para decirlo suavemente", señala Eva Granados. "¿Hay que blindar el procés o todo? ¿La ATLL va contra el 'procés'? Veremos que dice la CUP a la prática", recuerda la portavoz parlamentaria del PSC. Los socialistas presentaron una proposición de ley en el Parlament para que la gestión de Aigües Ter Llobregat (ATLL) vuelva a ser declarada 100% pública y que será de las primeras que la Cámara catalana tendrá que afrontar.

Eva Granados

PORTAVOZ DEL PSC EN EL PARLAMENT

"¿Hay que blindar el 'procés' o todo?¿La ATLL va contra el 'procés'? Veremos que vota la CUP a la práctica"

El tema de ATLL puede ser una buena piedra de toque de los difíciles equilibrios en Junts pel Sí. Este asunto fue un caballo de batalla en las negociaciones del acuerdo de investidura entre los anticapitalistas, ERC y CDC. Los republicanos se alinearon con los 'cuperos' en la necesidad de revertir la privatización pero, finalmente, el acuerdo de investidura solo reflejó una propuesta genérica. Habrá que ver también qué pasa con el pleno de emergencia social que el PSC y Catalunya Sí que Es Pot propusieron y se pospuso por el bloque de la CUP y Junts pel Sí. "Convergència ha constatado ahora una emergencia social que negaban hasta que han pactado con la CUP. No vamos a hacer oposición destructiva, sino que tenemos muchas propuestas en positivo y vamos a ver cómo actúan", apunta Granados.

Como asegura Joan Coscubiela, portavoz de Catalunya Sí que es Pot, a ellos no se les caerán los anillos por dar su apoyo a alguna de las medidas del Govern. Las dudas, según él, seguramente anidarán en el seno de la izquierda indepedentista. "No haremos bloque de oposición contra el Govern con nadie. Siempre votaremos en función no de quien plantea las propuestas, sino de si creemos que es bueno para las personas. Creo que las cosas serán al revés y que nuestras iniciativas plantearán interrogantes en ERC y la CUP".

Joan Coscubiela

PORTAVOZ DE CATALUNYA SÍ QUE ES POT

"No haremos bloque de oposición contra el Govern con nadie, pero nuestras iniciativas plantearán interrogantes en ERC y la CUP"

PLANTEAR INTERROGANTES

"Vamos a intentar que la CUP y ERC hagan la transición y abandonen el neoliberalismo de CDC y se abran a las izquierdas y que en estos 10-18 meses lo viejo, el pujolismo, acabe de morir y lo nuevo acabe de nacer", afirma Joan Josep Nuet. El diputado de Catalunya Sí que es Pot señala que las "medidas constituyentes" no son contradictorias al discurso social. "Temas como las becas comedor, renta garantizada de ciudadanía o frenar la privatización de la sanidad es lo que da al país la dimensión social. Tenemos una propuesta para Catalunya que pondremos cada día sobre la mesa y ERC y CUP tendrán que votar a favor o en contra de esta dimensión social de país".

Más que intentar ponerles en evidencia, el objetivo es sumarles a un futuro bloque de izquierdas. En este sentido, el líder de EUiA considera que este plazo de 10 o 18 meses hasta las nuevas elecciones les servirá para ir puliendo su alternativa de Govern para "ganar o determinar".. "Ellos han ganado tiempo para el final de etapa del pujolismo y nosotros para preparar la alternativa en condiciones".