25 oct 2020

Ir a contenido

Colectivos de feministas critican el "postureo" de Bescansa

Ada Colau censura la acción de la diputada de Podemos y luego rectifica

LAURA PUIG / BARCELONA

Ada Colau aclara su tuit sobre el bebé de la diputada Carolina Bescansa / ACN

Ada Colau aclara su tuit sobre el bebé de la diputada Carolina Bescansa
Carolina Bescansa, con su bebé en brazos, en su escaño del Congreso.

/

El gesto de la diputada de Podemos Carolina Bescansaacudiendo este miércoles a la sesión constitutiva del Congreso con su hijo Diego, de seis meses, ha levantado una polvareda de reacciones, tanto a favor como en contra. Una de las críticas más significativas ha llegado de Red Feminista, que engloba a organizaciones en contra de la violencia de género en todo el Estado, que ha calificado de "postureo" la acción de Bescansa.

En un mensaje en Twitter, este colectivo le ha recordado a la parlamentaria que el Congreso tiene una guardería gratuita para los hijos de los diputados y que tiene ascensor (ha subido el carro por las escaleras). Y le ha lanzado una pregunta con dardo: ¿tu marido?

Red Feminista ha retuiteado también un mensaje de la periodista de eldiario.es Belén Carreño en la misma línea. Un mensaje que también ha retuiteado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, dando a entender que también censuraba este tipo de actitudes.

Sin embargo, Colau ha rectificado minutos después y ha publicado dos tuits escudándose en que desconocía "el contexto" y expresando su admiración por Carolina Bescansa:

La Federación de Mujeres Progresistas también ha cargado contra Bescansa, al considerar que ha dado una "imagen desafortunada", pues ha transmitido la idea "de que solo las mujres tienen la obligación de llevar a sus hijos al trabajo". "El centro de trabajo, sea el Congreso, una empresa, o una tienda, no es el lugar para que una madre tenga el bebé. Por esto, en España, desde hace tiempo se pusieron en marcha guarderías infantiles en muchas empresas y en muchas instituciones", ha añadido Carmen Fúnez, secretaria de Mujeres en Igualdad. Por último, la directora de la Fundación Mujeres, Marisa Soleto, ha subrayado que la foto del niño en el hemiciclo pone de manifiesto los "problema de conciliación" que tienen las mujeres en su vida cotidiana.

El gesto de Bescansa tampoco ha dejado indiferente a sus compañeros en el hemiciclo, y diputados de PP, PSOE y Coalición Canaria le han afeado el gesto. Así, el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado que no le parece "nada bien que se instrumentalice a los niños".

LA EXPERIENCIA DE CHACÓN

La diputada del PSC Carme Chacón ha sido muy crítica y ha considerado que "no hacía falta". "Yo he he sido ministra dando el pecho a mi hijo y el crío se quedaba en el despacho y, cuando pasaban las tres horas, pedía un receso y salía a darle de mamar. Francamente, es un mal ejemplo porque aquí se han hecho esfuerzos para que las diputadas que no tenemos bajas por maternidad podamos darle de mamar", ha afirmado.

Por su parte, en la misma línea, la diputada socialista por Murcia María González Veracruz, madre recientemente, recordó que cuando estuvo con la lactancia con su hijo trató "de compatibilizar como todas las madres trabajadoras de este país" su vida como madre y trabajadora.

Cabe recordar que Yolanda Pineda, del PSC, también acudió al Senado con su bebé de dos meses en mayo del 2012. En su caso, con este gesto quiso reivindicar la implantación del voto telemático en la Cámara alta, como ya había aprobado antes el Congreso, para los senadores enfermos o con baja maternal.

La diputada de Coalición Canaria Ana Oramas ha opinado que Bescansa ha llevado a su bebé al Congreso para "figurar" y ha subrayado que los menores "necesitan protección".

DEFENSA DE SU GRUPO

Podemos ha echado un capote a su diputada y en un comunicado ha defendido el "gesto simbólico" en favor de la "reivindicación de todas las mujeres que tienen que poder conciliar vida familiar y laboral".

El partido dirigido por Pablo Iglesias ha subrayado que el cuidado de los hijos no debe ser un asunto privado y ha apostado por repartir las tareas entre hombres y mujeres. "Defendemos un país con democracia, es decir, en el que la maternidad no sea incompatible con la participación política de las mujeres. Queremos unas instituciones de la gente y para la gente y queremos madres haciendo política", añade el comunicado.

Por su parte, el secretario de relaciones con la sociedad civil del partido, Rafael Mayoral, ha considerado que se ha magnificado la acción de Bescansa y que hay que verlo con "naturalidad", igual que sucede en otras instituciones públicas como el Parlamento Europeo.