Ir a contenido

JUICIO POR EL 'CASO NÓOS'

El tribunal acepta como pruebas correos de Urdangarín a su suegro y a Corinna

En un 'e-mail' pedía a Juan Carlos ayuda para un congreso de Valencia

Las magistradas aceptan a varios testigos propuestos por Diego Torres

J. G. Albalat

Los dos correos de Urdangarin aceptados como prueba. A la iquierda, el dirigido a Juan Carlos I, y a la derecha, el enviado a la princesa Corinna.  

Los dos correos de Urdangarin aceptados como prueba. A la iquierda, el dirigido a Juan Carlos I, y a la derecha, el enviado a la princesa Corinna.  

El tribunal que juzga la presunta malversación de fondos públicos a través del Instituto Nóos ha admitido como prueba documental un correo electrónico remitido por Iñaki Urdangarin a su suegro, Juan Carlos I, y otro dirigido a la princesa Corinna Sayn Wittgenstein, según ha podido comprobar este diario. Estos dos e-mails han sido aportados a la causa, junto con otros muchos, por el abogado Manuel González Peeters, defensor de Diego Torres, el exsocio del marido de la infanta Cristina. Las magistradas, sin embargo, ha desestimado la declaración del anterior rey y de la princesa Corinna

El primer correo que será examinado es uno remitido por Urdangarin el 10 de septiembre del 2004 a su suegro en el que le pide ayuda para agilizar el patrocinio de la empresa francesa de objetos de lujo Louis Vuitton para financiar el encuentro internacional Valencia Summit que el Instituto Nóos estaba organizando para el mes de octubre de ese mismo año, así para que mediara para que asistieran al congreso importantes personalidades del mundo del deporte, como Bernie Ecclestone (Fórmula 1) o Josep Blatter (FIFA).

El lucro de la infanta

Los autores de un informe pericial aportado por la infanta Cristina en la primera sesión del juicio del 'caso Nóos' estiman en 347.712 euros el importe del dinero del que se habría lucrado. Una cifra procedente de los fondos que Iñaki Urdangarin supuestamente defraudó a Hacienda a través de la sociedad familiar Aizoon, y señalan que en caso de que la acusada sea absuelta de los dos delitos fiscales a los que se enfrenta, "entendemos que el beneficio obtenido por ella sería oportunamente restituido” a la Agencia Tributaria. El fiscal reclama, sin embargo, 587.413 euros.

“Señor, tal y como le he anticipado por teléfono, le adjunto el tema que le quería exponer. Le doy las gracias de antemano”, escribió Urdangarin. A renglón seguido, le pide a su suegro “dos minutos” para explicarle en qué consiste el congreso de Valencia. Después, le ruega “un par de gestiones”. La primera, que consiga, “en la medida de la que fuera posible”, la presencia de personalidades del deporte. “Podrían venir si el Señor les anima a aceptar la invitación”, relata. Y la segunda, si podía contactar con el propietario del grupo Vuitton, Bernard Arnault. “Quizá con un impulso del Señor, el tiempo no correría tanto y el señor Arnaud [sic] decide con rapidez”.

LA PRINCESA Y LOS TESTIGOS

El e-mail remitido a Corinna es de marzo del 2005. “Querida Corinna algunos días después de nuestra reunión y recién llegado de Chicago, me gustaría saber cómo fue tu reunión con la gente de Laureus. Me he acordado mucho en ti esta semana e imagino que no ha sido la mejor”, le comenta en inglés Urdangarín. La princesa intentó colocar a Urdangarin en la Fundación Laureus, una entidad que impulsa proyectos vinculados al deporte.

Las magistradas también han dado el visto bueno a correos de Urdangarin a la infanta Cristina, a Torres y a otras personas de su entorno. El tribunal, además, ha aceptado la declaración de 21 testigos propuestos por el exsocio de Urdangarín,entre ellos, Carlos Espinosa de los Monteros, alto comisionado para la Marca España, y la alpinista Edurne Pasabán, que participó en uno de los foros organizados por el Instituto Nóos.