Presión sobre Mas para ceder la presidencia, que ofrece a ERC entrar Govern

Raül Romeva asegura que "no hay ninguna novedad" tras una reunión de dos horas del grupo en la que estaban Artur Mas y Oriol Junqueras

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta afirma que ahora se demuestra que la ruta independentista era un "disparate", un "engaño" y un "imposible"

3
Se lee en minutos

EFE / BARCELONA

La presión sobre Artur Mas para que ceda la Presidencia de la Generalitat se ha incrementado en las últimas horas, en una jornada pendiente de los últimos intentos negociadores entre Junts pel Sí (JxSí) y la CUP con diversas reuniones en las que Mas habría ofrecido sin éxito a ERC entrar en el Govern hasta el 6M.

La reunión de JxSí, la CUP y las entidades soberanistas (ANCÒmnium y la Asociación de Municipios por la Independencia) se ha presentado durante el día como una de las últimas oportunidades para alcanzar un acuerdo antes del 10 de enero para la gobernabilidad en Cataluña, aunque la distancia parece insalvable ya que JxSí mantiene a Mas como candidato a la presidencia y la CUP su rechazo.

"No hay ninguna novedad", ha asegurado el cartel de JxSí el pasado 27S, Raül Romeva, tras una reunión de dos horas del grupo con la presencia de Artur Mas, el líder de ERC, Oriol Junqueras, y la presidenta del ParlamentCarme Forcadell. En esta reunión, el presidente en funciones, en un intento de mantener la alianza con ERC ante unas probables elecciones el 6 de marzo, ha propuesto a los republicanos que entren en el Govern en funciones a partir del lunes y hasta los nuevos comicios, según fuentes parlamentarias.

La ley de Presidencia hace difícil acometer una remodelación del Govern en funciones, según fuentes jurídicas, que recuerdan que en el artículo 27 de dicha ley reza que el Govern en funciones "tiene que limitar su actuación al despacho ordinario de los asuntos públicos" y "debe abstenerse de adoptar otras medidas", a no ser que lo justifiquen "razones de urgencia o de interés general debidamente acreditadas".

Fuentes de ERC han asegurado que, en todo caso, descartan esta propuesta ya que consideran que no tendría sentido entrar en un Govern en funciones antes de unas elecciones -que insisten en que no desean- y supondría a su juicio un "fraude democrático". Junqueras ha mantenido el silencio en las repetidas entradas y salidas al Parlament, una jornada en la que se ha visto persecuciones de los periodistas a dirigentes soberanistas para averiguar el lugar de la cumbre definitiva entre JxSí y la CUP, lo que ha ofrecido momentos de tensión entre políticos y gráficos.

En todo caso, varias voces de ERC han sugerido en los últimos días que Mas dé "un paso al lado" que permita salvar el escollo de la negociación, entre ellos el número dos de ERC en el Congreso, Joan Tardà, algunos concejales republicanos e incluso algunos diputados de JxSí, como Gerard Gómez (ERC) y el presidente de la entidad SúmateEduardo Reyes.

Esta entidad ha llegado a sugerir que Mas dé un paso atrás y sea conseller en cap, cediendo a la convergente Neus Munté ser presidenciable debido a un perfil social que convencería a la CUP: la exsindicalista es vicepresidenta y consellera de Bienestar Social en funciones. No obstante, Munté ha salido al paso vía Twitter y ha rechazado ser "moneda de cambio", al tiempo que dirigentes influyente de CDC como el conseller Felip Puig ha avalado a Mas como cartel del partido.

En un contexto de una cierta tensión desbarajuste en las filas soberanistas, ha circulado este jueves por Twitter una supuesta convocatoria de concentraciones para esta noche frente a los ayuntamientos catalanes usando imágenes de manifestaciones de la ANC y con el lema "Mas escucha, ahora es la hora de dar un paso al lado". Una convocatoria apócrifa de la que se ha desmarcado la ANC, que ha trasladado su concentración de esta noche a la plaza de la Catedral de Barcelona con un lema más neutro: "Queremos acuerdo".

Noticias relacionadas

A la espera de lo que suceda con Mas la oposición catalana está pendiente del calendario a seguir. El primer secretario del PSCMiquel Iceta, ha advertido de que el "juicio será severo" contra el presidente catalán en funciones, Artur Mas, así como contra JxSí, tras haberse demostrado, a su juicio, que la hoja de ruta independentista era un "disparate", un "engaño" y un "imposible".

En declaraciones, Iceta ha puesto en duda que JxSí y la CUP puedan llegar a un acuerdo in extremis antes del domingo, precisamente cuando ambas formaciones apuran negociar un pacto que evite la convocatoria de nuevas elecciones antes de que finalice el plazo límite. Por su parte, el presidente del grupo del PPC en el Parlament, Xavier Garcia Albiol, ha augurado que JxSí y la CUP saldrán "más peleados" de lo que ya están y ha calificado de "lamentable" que haya que esperar un acuerdo "en el último segundo" e "incluso se tenga que habilitar el Parlament en domingo" para celebrar un eventual pleno de investidura.