Ciudadanos admite que la actitud "institucional" de Rivera en los debates perjudicó su campaña

La dirección del partido naranja hace autocrítica y reconoce que no guardó "balas" para la etapa electoral

La polémica sobre la violencia machista, la falta de estructura y de formación de sus portavoces, otros de sus puntos débiles

Albert Rivera y Begoña Villacís, este jueves en el comité nacional de Ciudadanos.

Albert Rivera y Begoña Villacís, este jueves en el comité nacional de Ciudadanos. / AGUSTÍN CATALÁN

2
Se lee en minutos
Patricia Martín
Patricia Martín

Periodista

Especialista en sanidad, igualdad, violencia machista, infancia, consumo

Escribe desde Madrid

ver +

Para resaltar sus diferencias con los “partidos viejos”, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, pidió este jueves a PP y PSOE que hagan “autocrítica” porque, en su opinión, las elecciones han dejado claro que los españoles quieren “reformas” y no que “todo siga igual”, y él hizo lo propio, reunió a su ejecutiva y analizó un informe con los aciertos y errores en la campaña. La fuerza emergente logró el 20-D 40 diputados, un resultado nada desdeñable pero lejos de los pronósticos que arrojaban las encuestas antes del periodo electoral.

De forma previa a la reunión de la dirección, Rivera reconoció, en una entrevista en la Sexta, que él y su equipo “debieron tener una posición más beligerante y menos institucional” en los debates como aspirantes de un partido con cero escaños. Y admitió que cometieron errores porque su programa, en algunos puntos, “no se entendía o no se explicó bien”. Rivera no mencionó específicamente la polémica por la violencia machista pero al principio de la campaña se vio obligado a corregir a la integrante de la candidatura Marta RiveraMarta Rivera, quien aseguró, en un choque televisivo, que C’s es partidario de retirar la agravante, lo que provocó un revuelo mayúsculo. 

Tras la reunión de la ejecutiva este jueves, el vicesecretario general, José Manuel Villegas, añadió a la reflexión de Rivera que la propuesta de crear un salario mínimo “no se explicó bien”. Y, como “punto a mejorar”, que C’s fue muy “propositivo” y se centró en explicar sus proyectos y no en criticar al Gobierno saliente y al resto.

El informe analizado por la dirección de C’s menciona también como puntos débiles la “falta de de estructura” y de “formación” de algunos portavoces, lo que les impidió hacer una “campaña homogénea”. Asimismo, Villegas señaló que C’s, para colarse en la partida que jugaban las fuerzas importantes, comenzó la campaña en enero y no guardó “ninguna bala”, en forma de propuesta estrella, para los días previos a las elecciones.

LA NEGOCIACIÓN EN EL CONGRESO

Noticias relacionadas

Además de la autocrítica, C’s analizó las negociaciones que se siguen en el Congreso, donde Rivera retiró su acta, para conformar la Mesa. La fuerza naranja acordó que no presentará candidato a presidir la Cámara baja y votará en blanco al resto de aspirantes si no se llega a un acuerdo para que la Mesa sea “plural” y a favor de la reforma del reglamento de la cámara.

Rivera, en declaraciones en el Congreso, propuso una presidencia interna hasta que se desempaten las negociaciones sobre el Gobierno, para después elegir a alguien de un color distinto y garantizar “la separación de poderes”. El PP acogió con distancia esta propuesta y fuentes del partido señalaron que “aspiran a contratos fijos y no a temporales”.