el pulso entre soberanistas

El #pressingMas coge carrerilla

Concejales de ERC siguen la 'línea Tardà' y se suman a la CUP para pedir al líder de CDC que dé un paso atrás

El diputado de ERC, Joan Tardà, en un acto en Madrid, el pasado abril.

El diputado de ERC, Joan Tardà, en un acto en Madrid, el pasado abril. / JUAN MANUEL PRATS

2
Se lee en minutos
Rafa Julve
Rafa Julve

Periodista

ver +

El #pressingMas coge carrerilla. La CUP pidió a Junts pel Sí que moviera ficha tras vetar la investidura de Artur Mas  y ha empezado a encontrar en ERC algunas voces que empiezan a poner el foco en el líder de Convergència para que renuncie. El presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, ha evitado la interpelación directa al jefe del Govern en funciones, pero sí ha pedido "responsabilidad" para seguir negociando un posible acuerdo antes de abocarse a otras elecciones anticipadas. Otros dirigentes de su partido han instado sin ambages a Mas para que dé un paso atrás y permita así la investidura de otro candidato.

Empezó la presión republicana su diputado en el Congreso Joan Tardà. Él fue el primero en reclamar a Mas un "paso al lado" para facilitar la formación de un nuevo Govern, pero después han aparecido nuevas voces de ERC que se han pronunciado en la misma línea e incluso Junqueras ha subrayado que "siempre" está "de acuerdo" con él. 

Antoni Garcia, portavoz de Esquerra en el Ayuntamiento de L'Hospitalet de Llobregat, ha sido otro de los dirigentes republicanos que ha reclamado a Mas que se aparte. También ha acusado a la CUP de no haber estado "a la altura", pero ha incidido en que "la independencia es lo más importante".

En la misma línea se han pronunciado dos excompañeros de Junqueras en el Ayuntamiento de Sant Vicenç dels Horts, localidad de la que Junqueras fue alcalde desde el 2011 hasta el pasado mes de diciembre, cuando dejó el cargo. El republicano Arnau Mata, portavoz del gobierno municipal, también ha publicado un mensaje en su cuenta de Twitter en el que ha pedido al líder de Convergència que ceda el puesto, pero es que además le ha avisado de que, si no lo hace, "que no espere reeditar Junts pel Sí" en unas futuras elecciones.

Marta Sugrañes, regidora de Seguridad Ciudadana en la misma localidad del Baix Llobregat, se ha sumado a las peticiones advirtiendo a Mas de que si no da un paso al lado su actitud será la misma que la de la CUP, mientras que las juventudes de ERC, las JERC, han optado por la misma estrategia que Junqueras y, sin pedirlo directamente, también han enviado un claro toque de atención al 'president' en funciones. En un comunicado redactado tras una reunión extraordinaria de su dirección nacional, los jóvenes de Esquerra han insistido en que todavía quedan días para poder alcanzar un acuerdo y que "repetir elecciones en marzo significa desperdiciar el mandato democrático obtenido hace solo tres meses".

Noticias relacionadas

Por supuesto, el #pressingMas de los republicanos también puede entenderse como una estrategia para situarse enmedio de dos extremos, CDC y la CUP, y encarar así una hipotética carrera electoral con la bandera de la centralidad y el discurso de que, como no dejan de insistir, ellos han hecho todos los actos de "generosidad" que se les han pedido mientras otros solo han pensado en ellos mismos.