10 abr 2020

Ir a contenido

LA LEGISLATURA FRUSTRADA

El Parlament deja en suspenso el pleno de investidura

La junta de portavoces fija una sesión este jueves para elegir a los senadores de designación autonómica

Llegada de los diputados de la CUP, Anna Gabriel y Benet Salellas, a la junta de portavoces del Parlament, con la presidenta de la Cámara, Carme Forcadell. / ALBERT BERTRAN / VÍDEO: ACN

Con poco más de dos meses de vida, el Parlament de la undécima legislatura ha enfilado este lunes el camino de su disolución. Tras el veto definitivo de la CUP a Artur Mas, la Mesa y la junta de portavoces de la Cámara han aparcado la convocatoria prevista de un nuevo pleno de investidura. No obstante, en la reunión se ha recordado que, en caso de que se proponga formalmente un candidato, la presidenta del Parlament podría realizar la ronda de contactos con los grupos incluso por vía telefónica y de forma rápida para poder convocar un pleno, aunque se tuviese que habilitar el fin de semana para ello. De momento, Junts pel Sí ha descartado cambiar de aspirante, por lo que todo apunta a que el domingo, 10 de enero, expirará el plazo legal para investir 'president' y la Cámara quedará disuelta automáticamente.

Los órganos rectores del Parlament habían acordado reservar los días 5 y 7 de enero para la posible celebración de un pleno de investidura si la CUP decidía finalmente facilitar la investidura de Mas, pero en la reunión de este lunes no se ha contemplado la opción de convocar dicha sesión. Lo que sí se ha aprobado es convocar un pleno este jueves para el nombramiento de los senadores de designación autonómica, un trámite de obligado cumplimiento a pesar de que la legislatura esté a punto de expirar. Entre los candidatos propuestos para ocupar plaza en la Cámara alta están el expresidente de la Generalitat José Montilla (que ya es senador)y el jefe de filas del PPC en el Parlament, Xavier García Albiol.