la reacción nacionalista al veto anticapitalista

CDC ratifica a Mas como único candidato y ya aboga por reeditar Junts pel Sí

Los convergentes acusan a la CUP de ser "aliada del Estado español" al primar "el socialismo y la revolución a la independencia"

El coordinador general de CDC, Josep Rull.

El coordinador general de CDC, Josep Rull. / ALBERT BERTRAN

2
Se lee en minutos
RAFA JULVE / BARCELONA

Convergència no mueve ficha como le reclamaba la CUP. Ni mucho menos. Los nacionalistas han celebrado este lunes un comité ejecutivo para analizar el veto de los anticapitalistas a la investidura de Artur MasvetoanticapitalistasinvestiduraArtur Mas y han salido de la reunión con un mensaje público claro: no presentarán a otro candidato que no sea su líder ni votarán a favor de cualquier otro posible aspirante.

Así lo ha confirmado el coordinador general convergente, Josep Rull, en una rueda de prensa en la que ha dejado para el 'president' en funciones la primicia de anunciar unas nuevas elecciones cuando comparezca este martes tras la reunión del Govern. De confirmarse esos comicios, Mas tiene todos los números de repetir como presidenciable y su formación intentará que ERC y los independientes accedan a reeditar la coalición de Junts pel Sí.

Los comicios están prácticamente cantados, pero Rull ha querido que sea Mas quien los dé por hechos. El dirigente de CDC ha preferido centrar su intervención en ser "muy crítico y muy contundente con la CUP", a quien ha acusado de caer "en la paradoja de ser una aliada del Estado español" al primar "el socialismo y la revolución, la ideología, a la independencia". También ha afeado a los anticapitalistas su actitud "pasiva" durante los tres meses de negociaciones. "Se han comportado como meros espectadores" y han demostrado "una falta de madurez" al no querer "asumir riesgos" y pactar con quienes piensan diferente.

NO DAR LAS RIENDAS A LA CUP

Rull ha defendido que CDC mantiene a Mas como candidato porque así lo dijo siempre Junts pel Sí y porque ceder a la reclamación de la CUP de cambiar de candidato sería "dar las riendas" de un proceso soberanista a "una expresión más radicalizada" del independentismo que no es la que representa a la mayoría soberanista.

Noticias relacionadas

Aunque él no ha querido anunciar el adelanto electoral, su intervención no da margen alguno a otra probabilidad. En este sentido, el número dos convergente ha dejado claro que la intención de su partido es reeditar la fórmula de coalición de Junts pel Sí con ERC y con independientes. Los nacionalistas opinan que se trata de una "herramienta ganadora" para imponerse en la "segunda vuelta del plebiscito", pero saben que en esta ocasión lo tendrán más difícil para volverla a aplicar porque Esquerra está mejor posicionada que ellos para ganar unos futuros comicios y eso podría decantar a los republicanos a querer presentarse por separado.

"Todavía no hemos hablado con ERC (de reeditar la coalición)", ha explicado Rull. Los republicanos han convocado para esta tarde su propia reunión ejecutiva para analizar los escenarios que se abren tras el veto de la CUP a Mas, mientras que el grupo parlamentario de Junts pel Sí celebrarán este martes una reunión para evaluar la situación y será a partir de ese momento cuando se empiecen a poner cartas sobre la mesa.