Ir a contenido

PRESUNTO CASO DE CORRUPCIÓN

La Audiencia Nacional imputa por blanqueo de capitales al 'expresident' Pujol y a su esposa

El juez considera que el exmandatario es el titular real de una cuenta abierta en Andorra

Señala que existen ingresos sospechosos en las cuentas de la familia en el país vecino

MARGARITA BATALLAS / MADRID / J. G. ALBALAT / BARCELONA

El ’expresident’ Jordi Pujol y su esposa, Marta Ferrusola, en una foto de archivo.

El ’expresident’ Jordi Pujol y su esposa, Marta Ferrusola, en una foto de archivo. / DAVID CASTRO

El juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, ha citado a declarar para el próximo 10 de febrero como imputados (con el cambio legal ahora se les denomina investigados) al 'expresident'Jordi Pujol Soley, y a su esposa, Marta Ferrusola, por un delito de blanqueo de capitales continuado. Al día siguiente, será interrogado su primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, que es la segunda vez que comparecerá para ser interrogado, pero esta vez a petición propia. El magistrado investiga los negocios de la familia del exmandatario catalán, así como la fortuna que tenía oculta en Andorra. El abogado de la familia, Cristobal Martell, asegura a este diario que "no existe fundamento para la incriminación" del 'expresident'.

De la Mata ha dictado 13 autos en la causa en la que se investiga a Jordi, Pere y Josep Pujol Ferrusola en los que, a lo largo de más de 200 páginas, acuerda una batería de diligencias y medidas con las que impulsar las pesquisas y, entre ellas, la citación como investigados de Jordi Pujol Soley y su esposa.

El magistrado detalla en el auto donde se cita al exmandatario catalán que la familia Pujol-Ferrusola han dispuesto de importantes cantidades de dinero a través de cuentas bancarias abiertas en Andorra, en las que figuran como titulares cada uno de los hermanos y Marta Ferrusola, siendo Jordi Pujol Soley beneficiario real último de una de las cuentas. Los fondos se recibían en muchos casos en efectivo (dotándoles así de un primer nivel de opacidad) en cuentas abiertas en una jurisdicción extranjera, cuya existencia se ha negado reiteradamente y se ha tratado de mantener oculta.

En el caso del expresidente de la Generalitat, el juez sostiene que Pujol es el “titular real” de los fondos existentes en la cuenta 63810 de la Banca Reig en Andorra que fueron ingresados en “efectivo” y de los que dispuso hasta finales de 2010, con intenció de "ocultación", utilizando a persona interpuesta, y escondiendo su origen. Hay un documento firmado por el primogénito del expresidente el mismo día de la apertura de la cuenta en el que explica que esos fondos son de su padre. Pujol Soley admitió en otro manuscrito fechado en el 2001 ser el propietario de la cuenta. En la cuenta hubo 1,14 millones de euros.

Dicho patrimonio, agrega el togado, “no consta que se justifique con los  los ingreso ordinarios que hubiere obtenido por razón del cargo público” que ostentó durante 23 años como presidente de la Generalitat. Además, menciona que no consta la veracidad del legado mencionado en el comunicado que hizo público en julio del 2014.

OPERACIONES ANÓMALAS

El juez destaca que “no consta negocio jurídico alguno” que justifique los incrementos patrimoniales de la familia Pujol-Ferrusola. “Al contrario, existen operaciones financieras anómalas y movimientos financieros que, por tratarse de efectivo, ponen de manifiesto operaciones extrañas a las prácticas comerciales ordinarias”, destaca. En este sentido, subraya de que existen numerosos contratos aparentemente simulados, sin causa real, sin contenido, para justificar los ingresos de grandes cantidades de dinero. De ello se han facilitado explicaciones “contradictorias”. “En definitiva, no existen negocios lícitos que justifiquen este incremento patrimonial o las transmisiones dinerarias”, alega.

Según reseña el juez, muchas de las empresas que suscribieron tales contratos tienen en común que han sido y son adjudicatarios de contratos de servicios y obras públicas, así como que existía un acuerdo “entre las partes” para atribuir a Jordi Pujol Ferrusola el rol de gestor y distribuidor de los recursos entre los hermanos y la madre. Asimismo, al entender del magistrado, ha quedado acreditada la existencia de “complejos entramados societarios en distintas jurisdicciones, manejados por testaferros, sin objeto social y actividad societaria aparente”. De la Mata destaca "la distribución de enormes cantidades de dinero entre miembros de la familia/organización, sin causa aparente, con causas improbables o con explicaciones y/o coartadas no justificadas mínimamente”.

ORIGEN DESCONOCIDO

El auto indica que las cuentas de Jordi Pujol junior y su exesposan presentan abonos de origen desconocido “que no pueden asimilarse a una actividad legal”. Parte de esos fondos fueron distribuidos por el primogénito entre todos sus hermanos y su madre, en cantidades iguales o similares y generalmente en momentos coincidentes con ingresos de origen desconocido. “Estas operaciones revelan de nuevo la existencia de un patrón de comportamiento reiterado durante años por los miembros de la familia, que apuntan nuevos elementos básicos de una organización cuyos perfiles definitivos (...) están aún bajo investigación”.

En el auto en que acepta la competencia de la causa sobre la fortuna en la Andorra que se tramitaba en Barcelona,  el magistrado afirma la existencia de indicios de que "los miembros de la familia Pujol Ferrusola han venido orquestando durante años una estrategia compartida y coordinada para desarrollar distintos negocios económicos, generar réditos, ocultarlos y distribuirlos entre todos de acuerdo con criterios establecidos para conseguir el lavado de los activos conseguidos".