22 sep 2020

Ir a contenido

El 20-D dispara el interés por el mercado de la fruta de Andorra

Coincidiendo con la encuesta prohibida de 'El Periòdic d'Andorra', las redes se llenan de mensajes sobre la evolución del precio de berenjenas, naranjas, fresas, tomate y agua

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Electrograph, una de las cuentas que más interés ha mostrado por el precio de la cesta de la compra en Andorra.

Electrograph, una de las cuentas que más interés ha mostrado por el precio de la cesta de la compra en Andorra.

Ni el IBEX, ni el Dow Jones, ni el índice Nikkei. El mercado que más interés ha despertado esta semana es el de la fruta de Andorra. Esta semana, en la que está prohibida la difusión de encuestas en España, 'El Periòdic d'Andorra' publica desde el lunes sondeos diarios. Y desde ese día se ha disparado en las redes el interés por saber el precio del agua, las fresas, las berenjenas, las naranjas, y los tomates, cinco víveres cuyos colores coinciden casualmente con los de los principales partidos que concurren al 20-D.

Con el 'hashtag' #queremosnuestrafruta y #disfrutalafruta se ha evidenciado la voracidad existente en las redes sociales por saber cuáles son los bienes más preciados en la cesta de la compra. La cuenta de Twitter @Electograph hace un seguimiento diario del mercado andorrano. La subida del precio de las berenjenas y la bajada del de las naranjas han sido lo más comentado, teniendo en cuenta que el precio del agua, los fresas y los tomates se ha mantenido más estable.

En los tuits, repletos de ironía y picaresca, se constata la preocupación, por ejemplo, por que no haya suficiente agua y naranjas para hacer una naranjada.

Habrá que ver si la próxima semana se mantiene el interés en las redes por las productos andorranos o es de esos fenómenos que solo pasan una vez cada cuatro años.

La encuesta prohibida de las elecciones

'El Periòdic d'Andorra', como hizo en la campaña de las elecciones generales del 2008, de los comicios catalanes del 2010 y de las municipales de mayo del 2015 en la ciudad de Barcelona, ha encargado al Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) un barómetro diario sobre las expectativas electorales en España. La paradoja de que los electores puedan consultar en un diario de un país vecino, Andorra, unos sondeos que están prohibidos en España es responsabilidad exclusiva de los partidos políticos con representación parlamentaria, que al reformar la ley electoral en el año 2011 renunciaron a adaptarla a la nueva realidad digital