20 sep 2020

Ir a contenido

Históricos militantes de la izquierda independentista instan a Junts pel Sí y la CUP a llegar a un acuerdo

Exmiembros de Terra Lliure y del Moviment de Defensa de la Terra reclaman a ambas fuerzas en un manifiesto que dejen a un lado "intereses partidistas o visiones patrimonialistas del proceso"

Dirigentes de la CUP, en la asamblea celebrada en Manresa el pasado 29 de diciembre.

Dirigentes de la CUP, en la asamblea celebrada en Manresa el pasado 29 de diciembre. / RICARD CUGAT

Nuevo movimiento en el seno de la izquierda independentista en favor de un acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP. Un total de 20 exmilitantes deTerra Lliure o el Moviment de Defensa de la Terra (MDT) han publicado un manifiesto en el que reclaman "todos los esfuerzos posibles" para poder formar gobierno. Este escrito llega a 11 días de la celebración de la asamblea en la que los anticapitalistas deben decidir si apoyan o siguen rechazando la investidura de Artur Mas y un día después de la rueda de prensa en la que el diputado de la CUP Albert Botran asegurara que ha mejorado la sintonía con JxSí.

El manifiesto, publicado en la web llibertad.cat con motivo del 30º aniversario de la muerte del exmilitante de Terra Lliure Quim Sánchez a causa de la explosión de una bomba en Barcelona, está firmado, entre otros, por Carles Sastre, Montserrat Tarragó, Carles Benítez, Josep Maria Renyé, Josep Poveda y David Martínez.

En el escrito, los firmantes piden a Junts pel Sí y la CUP que dejen a un lado "intereses partidistas o visiones patrimonialistas del proceso hacia la República Catalana Indepentiente". Aseguran que es el momento de "superar posiciones excesivamente sectarias" y de llegar a acuerdos "escuchando así el mandato excepcional que nos dio el pueblo catalán en las elecciones del 27 de septiembre".

APELACIÓN A LA UNIDAD DE ACCIÓN

"Emplazamos a encontrar una unidad de acción hacia la independencia respetando la representación electoral, pero también respetando las legítimas diferencias de los proyectos sociales que cada uno representa", añaden.

Advierten de la "mala gestión" del proceso llevada a cabo en los últimos meses y consideran que la "práctica desaparición del rol que durante los últimos años se ha venido ejerciendo desde la mobilización popular" están causando "preocupación y cansancio". Los firmantes aseguran que ha llegado "la hora de la política y de la construcción y la defensa de un Estado, y no de actitudes de cortas miras propias de una mentalidad de comerciantes".

Advierten, en este sentido, que unas nuevas elecciones catalanas en marzo "con resultado incierto, más allá de visiones electoralistas cortas de vista suponen volverse a situar en la lógica autonomista, dando por acabada la dinámica plebiscitaria y encerrando en el cajón cualquier intento de debate sobre la constitución catalana que queremos".

DISCREPANCIAS EN LA CUP

Este manifiesto se une a los realizados desde el seno de la CUP, que han puesto en evidencia las discrepancias entre los anticapitalistas sobre un apoyo a la investidura de Mas. Días antes de la asamblea que celebraron en Manresa el 29 de noviembre, Endavant y Poble Lliure emitieron sendos comunicados posicionándose. Endavant, corriente de la que forma parte la diputada Anna Gabriel, se mantenía firme en su rechazo a Mas, mientras que Poble Lliure opinaba que "no favorecer la ruptura independentista en el momento actual representa ponerse al lado de España y la oligarquía".