10 abr 2020

Ir a contenido

Sánchez llamó "indecente" a Rajoy en el debate porque "todos los ciudadanos lo piensan"

El candidato socialista defiende su dureza frente al presidente por los escándalos del PP

"Me preocupa muy poco mi futuro", señala sobre si seguirá como líder del PSOE pase lo que pase el 20-D

JUAN RUIZ SIERRA / MADRID

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el debate con Mariano Rajoy.

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el debate con Mariano Rajoy. / AFP / JAVIER SORIANO

Pedro Sánchez ha defendido este martes, apenas nueve horas después de uno de los debates más broncos de la democracia, sus duras palabras contra Mariano Rajoy, a quien llamó "indecente". Tras recordar los mensajes del presidente del Gobierno a Luis Bárcenas, extesorero del PP imputado por varios delitos, y el viaje a Canarias que el cerebro de la trama 'Gürtel', Francisco Correa, pagó presuntamente a su familia, el candidato socialista ha insistido que su rival conservador debería haber abandonado la Moncloa cuando estalló el caso de los sobresueldos en su partido. "Yo le dije a Rajoy lo que todos los ciudadanos piensan", ha argumentado el secretario general del PSOE en RNE.

Hay pocos precedentes de un intercambio tan duro en un cara a cara electoral como el del pasado domingo, el primero y el único en esta campaña entre los aspirantes de los que hasta ahora han sido los principales partidos de España. El asunto a debatir, en principio, era el conflicto catalán y las reformas necesarias para hacerle frente, pero Sánchez optó por el ataque más directo.

"Si usted sigue siendo presidente, el coste para nuestra democracia es enorme. Porque el presidente tiene que ser una persona decente y usted no lo es", le dijo a Rajoy.

"Hasta ahí podíamos llegar, señor Sánchez. Yo soy un político honrado. Tan honrado, al menos, como usted. Le voy a decir una cosa, no lo olvide: usted es joven, va a perder las elecciones, pero no pasa nada, de eso se puede recuperar uno. De lo que no se puede recuperar uno es de la afirmación ruin, mezquina y miserable que acaba de hacer hoy", le contestó el presidente, al que las encuestas dan como vencedor, si bien lejos de la mayoría absoluta.

VOLVER A COLOCAR EL FOCO

A partir de aquí todo se embarró. La contundencia frente a los escándalos del PP y la responsabilidad de Rajoy en ellos fue una decisión muy pensada por Sánchez y su entorno, que creen que han vuelto a colocar la corrupción, en segundo plano en los últimos tiempos pese a haber protagonizado esta legislatura, en la agenda de la campaña.

"Rajoy no hablaba de corrupción, que es la segunda preocupación de los españoles", ha dicho Sánchez, que no ha querido entrar en su continuidad al frente del PSOE si, como prevén los sondeos, su partido se queda lejos del PP. "Me preocupa muy poco mi futuro. Me preocupa el de millones de españoles", ha zanjado.