ELECCIONES GENERALES

Rajoy obvia la corrupción en tierras valencianas

El presidente azuza el fantasma del tripartito y asegura que el PP trabaja siempre "en defensa del interés general"

Mariano Rajoy saluda a simpatizantes del PP, tras el mitin que dio ayer en Tenerife.

Mariano Rajoy saluda a simpatizantes del PP, tras el mitin que dio ayer en Tenerife. / AFP / DESIREE MARTIN

Se lee en minutos
Laura L. David
Laura L. David

Periodista

ver +

En otra jornada marcada por la sombra de corrupción en el PP y en una plaza como Orihuela, donde todos los concejales del último gobierno popular fueron imputados en el 'caso Brugal'Mariano Rajoy mitineó este viernes sin hacer ninguna referencia a esta lacra.

Con el diputado Pedro Gómez de la Serna apartado in extremis de la campaña del PP por el escándalo de los presuntos cobros irregulares, el candidato conservador presentó a su formación como un partido con “historia y tradición”, que ofrece “certidumbre, seguridad, serenidad y solvencia” y que ha dado muchas batallas “siempre en defensa del interés general de todos los españoles”.

Tampoco habló Rajoy de las encuestas, que, excepto las que aseguran manejar internamente los populares, no son halagüeñas para su partido, y sí colocan en mejor posición en la Comunitat Valenciana a Ciudadanos y la coalición formada por Compromís y Podemos. Ni se refirió a ninguno de los otros candidatos en liza, ni siquiera al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con quien debatirá cara a cara el próximo lunes.

“Nos presentamos para ganar y para gobernar, no para hacer un tripartito. Queremos que gobierne en España y en cualquier lado el que gane las elecciones”, insistió Rajoy en la idea de que gobierne la lista más votada, a pesar de que una peso pesado de su partido como Rita Barberá accedió por primera vez a la alcaldía de Valencia con un pacto con Unió Valenciana, aunque los socialistas le superaban en número de concejales.

EL ESPANTAJO DEL PSOE

Desde Alicante, una provincia con muchos indecisos que todos los candidatos a presidente del Gobierno han visitado o visitarán esta campaña en varias ocasiones, el líder de los populares proclamó “con orgullo” que “lo peor” de la crisis “ya ha pasado” y defendió que su partido ha demostrado saber gobernar frente a las “viejas ideas trasnochadas” que, para él, representan los socialistas, y que no se puede “volver atrás”.

También sería lo peor para el país, repitió el presidente, “hacer experimentos” votando a “gente que habla mucho y existe desde hace un cuarto de hora” y que no está “bregado en dificultades”. Y defendió Rajoy que el “cambio de verdad” es el que se ha producido en la última legislatura, porque a finales de 2011 “1.500 españoles perdían su puesto de trabajo al día”, mientras que hoy, aseguró, son 1.400 personas las que lo encuentran a diario.

El candidato popular dedicó gran parte de su discurso a hablar de economía, marcando como grandes objetivos la creación de empleo y el mantenimiento y la mejora de la “gran conquista del estado del bienestar”, también la “lucha contra el terrorismo” y la defensa “de la nación española, ahora que algunos pretenden liquidarla”. Fue en este último punto en el que concitó más aplausos. Con la unidad de España “no se juega” y “no se toca”, repitió.

Noticias relacionadas

CAMBIOS EN LA AGENDA

Durante su intervención, Rajoy mostró además su “afecto” y “cariño” por todas las personas que trabajan en la embajada española en Kabul, que sufrió este viernes un atentado talibán. El candidato del PP tenía en agenda otro mitin a última hora de la tarde, en Murcia, que finalmente se anuló por el ataque de Afganistán, así como el paseo que inicialmente se había previsto por la localidad de Orihuela, que, con 91.0000 habitantes, es la localidad más poblada que gobiernan los populares en la Comunitat Valenciana en la actualidad.