Ir a contenido

ELECCIONES GENERALES

Ciudadanos recupera tres palabras malditas en Catalunya y Aragón: Plan Hidrológico Nacional

El partido de Albert Rivera propone centralizar la gestión del agua para evitar "una visión localista y el uso insolidario"

Rafa Julve

Manifestación contra el trasvase del Ebro en Barcelona, el 9 de marzo del 2002.

Manifestación contra el trasvase del Ebro en Barcelona, el 9 de marzo del 2002. / JOAN CORTADELLAS

Plan Hidrológico NacionalCiudadanos recupera en su programa electoral estas tres palabras tan malditas especialmente en el sur de Catalunya y Aragón con una propuesta para evitar “una visión localista del agua y un modelo insolidario en el uso de la misma”. El partido de Albert Rivera pasa página a los conflictos que hubo entre comunidades y a las protestas que se desencadenaron en las Terres de l’Ebre bajo el Gobierno de José María Aznar y plantea un proyecto en el que se centralice la gestión del agua, que debe ser una “competencia estratégica nacional”.

Aunque Rivera no lo mencionó en su mitin en Tarragona ni tampoco en el de Zaragoza, Ciudadanos afirma en su programa que el Plan Hidrológico Nacional de ser "un factor integrador de la sociedad y la economía" que sirva para "generar riqueza tanto en las regiones que sean proveedoras de agua como en las receptoras". El único matiz que se incluye es que "en todo caso los hipotéticos excedentes deben determinarse una vez satisfechas las necesidades internas de la cuenca sin reserva alguna".

¿TRASVASE DEL EBRO?

Un poco más clarificadora, no del todo, resulta la explicación que ofreció el eurodiputado del partido naranja Javier Nart durante un acto en Zaragoza el pasado mes de mayo. Entonces, Nart llamó a dejar el sentimiento "patético" y "cortoplacista" que lleva a pensar que el río es de quien lo tiene debajo y planteó la necesidad de que los políticos escuchen la opinión de los técnicos. ¿Trasvase del Ebro? El dirigente de Ciudadanos no se opuso, pero subrayó que el caudal mínimo que requiera el río a nivel ecológico será “intocable”.

Matías Alonso

SECRETARIO GENERAL DE CIUDADANOS

"Debe haber una unidad de cuenca. Pero si hay un excedente, habrá que ver de qué forma se puede gestionar"

El problema es que ni los técnicos se ponen de acuerdo en cuál debe ser ese caudal mínimo. El pasado mes de junio, la Generalitat exigió para el Ebro el doble del caudal previsto por el Gobierno central.

"AGUA PARA TODOS"

Más datos para el análisis. El pasado 4 de noviembre, durante una visita a Cartagena (Murcia), Rivera habló de la "mínima intervención posible" en los caudales de los ríos, pero abogó por que "el agua esté asegurada en todas partes de España" e insistió en que el Plan Hidrológico que planteará su partido debe dejar claro que "el agua es de todos y para todos". Cabe recordar que 'Agua para todos' fue el lema que se empleó tanto en Murcia como en la Comunitat Valenciana para reclamar el trasvase del Ebro.

"CUESTIÓN DE ESTADO"

En un almuerzo informativo en Madrid, el secretario general de Ciudadanos, Matías Alonso, ha insistido este viernes en que la gestión del agua debe ser una "cuestión de Estado" que hay que analizar en su conjunto, informa Patricia Martín. El dirigente del partido naranja ha querido subrayar que su formación cree en la "unidad de cuenca" y "otra cosa es que se pueda profundizar en el estudio de qué otras opciones hay y, si en algún momento hay un excedente, ver dé qué forma se puede gestionar".

"Todos los actores (incluidos los gobiernos autonómicos) deberían estar incluidos en todos los procesos. Cada uno defiende sus intereses, pero desde un gobierno hay que tener una visión de conjunto. Si uno quiere un caudal ecológico estable habrá que regular los cursos de agua", ha afirmado Alonso. Su compañero de filas, Luis Garicano, ha agregado además la necesidad de crear una comisión de expertos que examine las opciones y ha dejado claro que "tiene que haber un plan hidrológico nacional" que aborde la cuestión "desde criterios objetivos" y no desde la perspectiva de "satisfacer la necesidad de un titular en concreto".