ELECCIONES GENERALES

ERC abomina de una Constitución "suscrita por fascistas"

Junqueras defiende que tan legítima es la reforma constitucional como la secesión

Las juventudes republicanas rompen varios artículos de la Carta Magna

Joan Tardà, Gabriel Rufián y Oriol Junqueras, en un mitin de ERC en Sant Adrià de Besòs, el domingo.

Joan Tardà, Gabriel Rufián y Oriol Junqueras, en un mitin de ERC en Sant Adrià de Besòs, el domingo. / ALBERT BERTRAN

1
Se lee en minutos
JOSE RICO / BARCELONA

Para un partido independentista como ERC, el día de la Constitución española, igual que el Doce de Octubre, no debe ser motivo de celebración. Suele aprovecharse para echar pestes de la Carta Magna de 1978 con toda clase de metáforas. Con una campaña electoral de por medio y Gabriel Rufián y Joan Tardà mitineando, la tradición de los republicanos en el 6-D está obligada a arrojar titulares. En un mitin en Sant Adrià del Besòs, una de las cunas del voto metropolitano que tanto anhelan, los candidatos de Esquerra a las elecciones generales han tachado el texto constitucional de "fascista", lo han comparado con unos "grilletes" y han acusado al emérito rey Juan Carlos de ser "cómplice de los asesinos de la dictadura". Esto último lo ha dicho Tardà, como se puede uno imaginar.

El acto ha incluido un simbólico gesto de ruptura con la Constitución. Miembros de las juventudes del partido han hecho pedazos cuatro artículos de Ley de Leyes que consideran especialmente adversos a Catalunya: el 8, que alude a las Fuerzas Armadas como garantes de la soberanía nacional; el 135, referido a la deuda; el 155, que abre la posibilidad de suspender la autonomía; y el 159, sobre el Tribunal Constitucional. Rufián, cabeza de lista al 20-D, ha proclamado que los fascistas "auspiciaron, pactaron y tutelaron la Constitución" de 1978, que incluso fue suscrita por un "fascista", en referencia a Manuel Fraga, exministro de Franco y fundador de Alianza Popular.

Noticias relacionadas

"¡A LAS ARMAS!"

Tardà ha explicado que la Carta Magna endosó a los ciudadanos, entre otras cosas, una Monarquía "instaurada por uno de los genocidas más bestias del siglo XX", en alusión a Franco. Y dirigiéndose especialmente a los jóvenes, ha clamado con su habitual verbo de todo menos sutil: "¡A las armas! ¡A las armas, que en el siglo XXI son las urnas y los votos!". Mas comedido ha sido el líder de Esquerra, Oriol Junqueras, quien ha echado mano de su faceta de historiador para asegurar que cada vez que se ha reformado la Constitución, "se ha hecho a peor", y que quienes quieren reformarla ahora "viven encallados y enfangados en un pasado del que no quieren salir". Por ello, ha reclamado a los partidos estatales que dejen a los independentistas catalanes hacer su propia constitución.