Ir a contenido

Dos detenidos en Guipúzcoa por colaboración con el Estado Islámico

La operación policial se precipitó tras descubrir la quema de pasaportes, un ritual entre aquellos que se unen al Daesh

Silvia Martinez

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, a su llegada al Consejo de Ministros de Interior de la UE en Bruselas, este viernes.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, a su llegada al Consejo de Ministros de Interior de la UE en Bruselas, este viernes. / AFP / EMMANUEL DUNAND

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Guipúzcoa dos personas por su presunta colaboración con el Estado Islámico. Se trata, según ha anunciado el ministro del interior, Jorge Fernández Díaz, de un joven de nacionalidad marroquí, M. M. De 24 años, y otro natural de Zumarraga, M. C. P de 32, que cumplían prisión por delitos comunes en régimen de tercer grado y que aprovechaban los permisos penitenciarios para realizar labores de colaboración y enaltecimiento.

La investigación se inició al detectar que un grupo de jóvenes de origen magrebí estaban siendo adoctrinados con los postulados de la organización terrorista Daesh Estado Islámico. Según el ministro, M. M. era el responsable de liderar y dirigir las reuniones y de difundir de forma masiva propaganda de grabaciones de atentados, ejecuciones, decapitaciones y entrenamiento de niños como yihadistas a los que acompañada, según una nota del ministerio, comentarios de burlas a las víctimas y amenazas a "todos los funcionarios españoles".

Según Fernández Díaz, la operación se aceleró tras detectar que el principal investigado publicó en las redes sociales un vídeo en el que quemaba su pasaporte, un ritual habitual, ha explicado, entre aquellas personas que se han unido o se quieren unir al Estado Islámico.

OPERACIÓN BAJO SECRETO

"Así muestran lealtad al Daesh y renuncian a su nacionalidad. Es lo que ha precipitado la investigación", ha indicado el titular de Interior, que ha elevado a 98 las personas detenidas por su relación con el terrorismo yihadista este año en España y 173 en toda la legislatura.

La investigación, que está bajo secreto de sumario, sigue abierta a la espera de poder identificar otros posibles miembros del grupo.