SONDEO DE LA GENERALITAT

La encuesta del CEO da vencedor a ERC por la mínima sobre Democràcia i Llibertat el 20-D

Los republicanos lograrían entre 9 y 11 escaños, mientras que la coalición liderada por Francesc Homs obtendría entre 9 y 10 diputados

Gabriel Rufián, entre el presidente de ERC, Oriol Junqueras (izquierda), y el número dos al Congreso, Jordi Tardà (derecha), durante la presentación de la candidatura para el 20-D.

Gabriel Rufián, entre el presidente de ERC, Oriol Junqueras (izquierda), y el número dos al Congreso, Jordi Tardà (derecha), durante la presentación de la candidatura para el 20-D. / EFE / QUIQUE GARCÍA

Se lee en minutos

La encuesta del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO) hecha publica este miércoles otorga la victoria a ERC por un estrecho margen sobre la nueva marca de CDC, Democràcia i Llibertat (DL). Así, los republicanos alcanzarían entre 9 y 11 escaños, con un porcentaje de voto estimado del 17,9%, por los 9 o 10 y el 17,5% que obtendrían los convergentes. Estos datos divergen de los arrojados por la encuesta del GESOP que publica este miércoles EL PERIÓDICO, según la cual En Comú Podem sería la fuerza más votada (9-10 escaños), por encima de ERC (9-11 escaños), mientras que Democràcia i Llibertat quedaría relegada a la quinta fuerza (7-8 escaños). 

Según el sondeo de la Generalitat, en un segundo nivel se hallarían Ciudadanos y el PSC, ambos con 8-9 escaños, aunque con ventaja del partido naranja por cuatro décimas, el 16,6% al 16,2%. El director del CEO, Jordi Argelaguet, calificó de empate técnico entre las cuatro primeras fuerzas los resultados obtenidos por el sondeo.

En Comú Podem quedaría en quinto lugar, con el 14% y entre cinco y seis actas de diputado en el Congreso. El PP cierra la lista, con el 12,8% y cinco escaños. El CEO ha previsto una participación del 75%.

Por otra parte, el exsocio de CDC, Unió, "está desaparecidos demoscópicamente", según Argelaguet, que ha explicado que en el sondeo no ha obtenido ni un 1% de apoyo. "Sus resultados son parecidos a los del PACMA" ha matizado malévolamente. "Solo cinco de los 1.050 encuestados optaron por 'el partido de Duran'", término con el que respondieron ese puñado de ciudadanos a la pregunta de a qué partido votaría. 

EL APOYO A LA INDEPENDENCIA

En lo que respecta a la ya clásica pregunta sobre una eventual independencia catalana, el 46,6% se muestra partidario de ella, frente al 48,2% que se opone. El 'no sabe o no contesta' baja al 5,2%. Respecto al barómetro del pasado mes de octubre, el 'sí' baja una décima, mientras que el 'no' sube 0,6 puntos.

El CEO también analiza el apoyo que mantienen los partidos catalanes apenas dos meses después de las elecciones al Parlament. La encuesta no detecta grandes fluctuaciones en la adscripción a los partidos, tanto con las mismas elecciones, como con respecto al barómetro del CEO del mes de octubre. Solo en el caso de la CUP se observa cierto movimiento. Con un voto del 6,13% el 27-S, la intención de voto se elevó, en octubre, hasta el 13,6% para caer ahora (encuesta hecha a mediados de noviembre, en plenas negociaciones con Junts pel Sí para la investidura de Artur Mas) hasta el 9%. Es decir, un 50% más de apoyo respecto al 27-S, pero un 30% menos que lo alcanzado demoscópicamente en octubre. "Algo habrán hecho en este mes transcurrido", ha vuelto a apuntar con cierta intención el director del CEO.

Te puede interesar

En escaños, Junts pel Sí obtendría entre 58 y 61 escaños (62 en la actualidad); Ciutadans, 28-31 (25); el PSC, 15-17 (16); Catalunya Sí que es Pot, 9-10 (11); el PP,c 9-10 (11) y, finalmente, la CUP, que en ese tobogán demoscópico consolidaría sus 10 diputados y, quizá, alcanzaría los 11.