29 feb 2020

Ir a contenido

El programa electoral del PP no menciona el aborto después del fracaso de la 'ley Gallardón'

Rajoy prefiere esperar a la sentencia del TC antes de prometer una nueva legislación

Los populares renuncian a aprobar una ley de apoyo a la maternidad y solo mencionan un plan y ayudas de hasta 2.000 euros jóvenes desarraigadas

PATRICIA MARTÍN / MADRID

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, durante su intervención en la presentación del bloque Primero las personas del programa electoral del PP, esta tarde en Granada.

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, durante su intervención en la presentación del bloque Primero las personas del programa electoral del PP, esta tarde en Granada. / EFE/Miguel Angel Molina

Uno de los fallos más clamorosos del Gobierno esta legislatura, según reconocen dirigentes del PP, fue apostar por una legislación muy restrictiva en materia de aborto, la llamada ‘ley Gallardón’, para después aparcar el proyecto y modificar mínimamente la actual ley de plazos para obligar a las adolescentes a contar con el permiso paterno. Esta decisión fue entendida como una traición por parte del sector más antiabortista del partido, que expresó su malestar, y por ende, el de una parte del electorado conservador, rompiendo la disciplina de voto en la reforma parcial que solo afecta a las menores de 16 y 17 años.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, argumentó su marcha atrás con la tesis de que en la sociedad no hay el consenso suficiente y conviene, por tanto, esperar a que el Tribunal Constitucional se pronuncie acerca del recurso que el PP planteó la pasada legislatura. Dicha doctrina sigue vigente y por eso, según fuentes del partido, los populares no han incluido ni una sola mención al aborto en su programa electoral. Tan solo hay una referencia genérica a que el PP está “comprometido con el derecho a la vida”.

Hace cuatro años la mención también fue vaga, a ojos del ala dura del PP, pero al menos Rajoy se comprometió a “cambiar el modelo de la regulación del aborto para proteger el derecho a la vida”. Asimismo prometió aprobar una “ley de protección a la maternidad”, que ha quedado en un plan más bien genérico de apoyo a la familia con medidas fiscales y no tan ambicioso como en un principio diseñó la ministra de Sanidad, Ana Mato.

EL PLAN DE AYUDA A LA MATERNIDAD

El PP propone ahora completar dicho plan con uno nuevo destinado a "ayudar a aquellas mujeres que quieran ser madres y se encuentren en una situación de dificultad”. El programa tendrá cinco ejes de actuación: prevención, ayudas durante el embarazo, ayudas postparto, seguimiento durante la maternidad y políticas que faciliten su acceso y reincorporación al mercado laboral. Asimismo, el programa electoral señala que “prestarán una especial atención a la adolescencia, con ayudas en el plano económico, psicológico y social a las madres jóvenes y/o en situación de exclusión social, mediante ayudas que podrán llegar hasta los 2.000 euros anuales para aquellas madres menores de edad que no tengan respaldo familiar”.

Además, promoverán una estrategia nacional de fomento a la natalidad. Y es que el bloque del programa del PP difundido este lunes y destinado a las medidas sociales y sanitarias, recoge muchos compromisos para poner en marcha estrategias, planes y pactos de Estado, pero pocas leyes concretas, más allá de una nueva legislación sobre conciliación, otra sobre la violencia sobre la infancia y una más sobre la trata de seres humanos. 

SERVICIOS SOCIALES COMUNES 

En la presentación de este bloque electoral, el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha hecho hincapié además en la necesidad de fijar por ley una cartera de servicios públicos común en todas las comunidades autónomas. El dirigente conservador ha presumido de que solo el PP pone en marcha planes de ayuda a la familia y ha reiterado el mantra conservador de que "una buena gestión económica es la clave para fortalecer los servicios públicos".