20 oct 2020

Ir a contenido

LA FINANCIACIÓN CATALANA

Montoro insiste en que el Gobierno pagará a Catalunya "cuando cumpla"

El ministro de Hacienda insta a la Generalitat a "no distraer la atención" y a gestionar los recursos

"Sin acuerdo, Montoro sería el presidente de la Generalitat", asegura Rufián (ERC)

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a su llegada a unas jornadas organizadas por IESE.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a su llegada a unas jornadas organizadas por IESE. / EFE / BALLESTEROS

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, afirmó este lunes que la Generalitat tendrá acceso a los 3.034 millones de euros del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) tan pronto como "cumpla" las nuevas condiciones impuestas. El Gobierno estableció "controles específicos y adicionales" para asegurar que el fondo se destina al pago de proveedores y no a "veleidades independentistas".

Montoro recalcó que la Generalitat "no debe distraer la atención", sino gestionar correctamente el dinero de los ciudadanos. Así, exigió a la Generalitat cumplir "cuanto antes" para que los proveedores catalanes, en especial farmacias y centros sanitarios concertados, "no tengan que sufrir más aplazamientos que se deriven de posiciones políticas, que hoy no tienen sentido".

EL PAPEL DE LOS FUNCIONARIOS

"Se trata de abonar los importes pendientes y que la Generalitat se sujete sin inconvenientes a esa condicionalidad", añadió. El ministro reconoció que las condiciones son diferentes del resto de las comunidades porque en Catalunya han concurrido circunstancias excepcionales. En definitiva, Montoro dijo que se trata de dar mayor transparencia a la gestión pública, algo que "conviene a todos, especialmente a los catalanes".

"Que los farmacéuticos pongan una vela a su patrona"

El número dos de la 'conselleria' de Economia i Coneixement, Albert Carreras, recomendó a los farmacéuticos "que pongan una vela a su patrona de preferencia" para ver si pueden cobrar porque se ve "incapaz" de poner fecha al pago de la deuda, que afirmó supone es todo el presupuesto de la Generalitat. Carreras alertó en una entrevista a RAC-1 de la insistencia de Montoro de no pagar el FLA hasta que la Generalitat "cumpla" con las nuevas condiciones es una "aplicación constitucional del artículo 155, con una intervención completa y exhaustiva de las finanzas del Govern".

En caso de que el interventor general no pueda identificar todas las partidas, Montoro expuso que los funcionarios públicos están sujetos al principio de legalidad y, por tanto, se habilitarán los procedimientos para dar amparo a los funcionarios de la Generalitat "en este caso y a la hora de cumplir la legalidad en general".

La Generalitat dispone de 10 días de plazo para certificar todas las facturas del 2015, tanto las que están ya ejecutadas como las que están por emitir, así como las previstas para el 2016. Catalunya irá recibiendo los 3.024 millones a medida de que el interventor redacte un informe mensual favorable que certifique que el dinero se destina a las finalidades previstas. Montoro precisó que una vez que se emita el primer informe del interventor general, a primeros de diciembre, se irán facilitando los recursos.

CRÍTICAS EN CATALUNYA

Desde Catalunya le llovieron las críticas. El candidato de ERC al Congreso, Gabriel Rufián, reclamó un acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP para evitar darles "el gustazo" al ministro. “Sin acuerdo, Montoro sería el presidente 'de facto' de la Generalitat”, sentenció, aludiendo al "chantaje" del Gobierno a través de los fondos del FLA. "No es ni un fondo, ni de liquidez, ni autonómico, sino una situación de chantaje a la futura república catalana". El cabeza de lista de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, también denunció el uso electoralista que hace el Gobierno del FLA. En su opinión, Rajoy lo utiliza para "sacar pecho" ante Catalunya a fin de demostrar a los votantes que pone la "soga al cuello" al Govern ante su órdago soberanista. "Cuanto más se hable de órdago, menos tendrá que hablar de su gestión", añadió Lluís Rabell en TV-3. El líder de Catalunya Sí que es Pot también advirtió de que "la fanfarronada de la desconexión tendrá consecuencias".