23 feb 2020

Ir a contenido

CAMINO DE LAS URNAS

El PP llevará en su programa electoral una defensa "contundente" de la unidad de España

Rajoy avisa que el país no será objeto de "componenda alguna" y que actuará con "proporcionalidad e inteligencia" frente al desafío catalán

Los populares explotan electoralmente el conflicto, aduciendo que su candidato es el mejor garante para que la "desconexión" fracase

PATRICIA MARTÍN / MADRID

Mariano Rajoy, en la presentación del libro del ministro José Manuel García-Margallo.

Mariano Rajoy, en la presentación del libro del ministro José Manuel García-Margallo. / DAVID CASTRO

Mariano Rajoy supervisa estos días el borrador del programa electoral que la vicesecretaria de estudios del PP, Andrea Levy, ha preparado con las aportaciones de los ministros, diferentes sectores del partido, los afiliados y diversos colectivos sociales. Una vez que el jefe de los conservadores hilvane los últimos e importantes detalles, el PP hará público el documento, previsiblemente la semana próxima, una vez que este sábado presente oficialmente en Barcelona a sus cabezas de cartel. El acto estaba previsto para el pasado fin de semana pero fue suspendido por los atentados de París.

El programa se articula en tres ejes, en respuesta a los problemas que, en opinión de los conservadores, más preocupan a los españoles: la economía, la seguridad y la unidad de España. En este último aspecto, el mensaje será "contundente" y contendrá "medidas concretas" en defensa de la integridad territorial, según ha adelantado este martes el vicesecretario popular Javier Maroto. Las promesas irán además acompañados de la "acción" del Ejecutivo central si el Govern o el Parlament ponen en marcha la resolución rupturista que fue suspendida por el Tribunal Constitucional (TC).

Mariano Rajoy

PRESIDENTE DEL GOBIERNO

"La unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad entre españoles no van a ser objeto de componenda alguna"

Y es que, aunque fueron Junts pel Sí y la CUP los que decidieron dar un acelerón al proceso soberanista a las puertas de las generales, el PP está exprimiendo la coyuntura para intentar inocular entre los españoles la idea --cuyos dirigentes repiten sin parar--, de que apoyar a Rajoy es la mejor garantía de que las aspiraciones de "desconexión" de los independentistas caerán en saco roto.

RÉDITO EN EL RESTO DE ESPAÑA

Aunque en Catalunya el mensaje de firmeza e inmovilismo hacia las demandas de amplios sectores de la población, como se pudo comprobar el 27 de septiembre, les ha restado apoyos, los populares esperan que en el resto de España sí les dé réditos y frene parte de la fuga de votos que, por este motivo, se está registrando hacia Ciudadanos.

José Manuel García-Margallo

MINISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES

"La historia ni comprenderá ni absolverá a los independentistas. Nadie les quiere ni les espera en el lugar adonde quieren llegar"

De ahí que el programa electoral vaya a incidir en medidas encaminadas hacia la defensa de la unidad de España o de sus símbolos y, a diferencia del resto de formaciones, no propondrá una reforma de la Constitución destinada a buscar un mejor encaje de Catalunya o a clarificar las competencias autonómicas y estatales.

Sí enunciará, en cambio, un nuevo modelo de financiación autonómica y que el Senado se convierta en Cámara de representación territorial, pero que no necesiten de una modificación en la Ley de Leyes.

LA PRESENTACIÓN DEL LIBRO DE MARGALLO

Buena prueba de que el PP, y por ende el Gobierno, aprovecha todas las ocasiones que le brinda la precampaña para proyectar su firme oposición al independentismo ha sido el acto de presentación en Madrid del libro del ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, 'Todos los cielos llevan a España'. Se trata de un compendio de cartas que el jefe de la diplomacia intercambia con diversas personalidades y, dada su 'debilidad' por Catalunya, también hay misivas sobre este asunto.

En la presentación del mismo, Rajoy ha reiterado, en su particular lenguaje, que "la unidad de España, la soberanía y la ley no van a ser objeto de componenda alguna", dado que responderá a cada nuevo paso de los dirigentes secesionistas, si es que toman nuevas decisiones encaminadas hacia la ruptura, con "proporcionalidad" e "inteligencia" para garantizar que la ley y las sentencias del TC se cumplen.

Margallo, por su parte, ha justificado su implicación en el desafío catalán y ha asegurado que la historia "ni comprenderá ni absolverá" a los secesionistas.