Ir a contenido

UN CLAN ACORRALADO

Josep y Pere Pujol, en libertad con cargos tras declarar por blanqueo

Afirman ante el juez De la Mata que el dinero de Andorra era de la herencia del abuelo

MARGARITA BATALLAS / MADRID

Josep y Pere Pujol i Ferrussola en la Audiencia Nacional donde hoy han acudido a declarar hoy. / JOSÉ LUIS ROCA / VÍDEO: ATLAS

El juez José de la Mata ha dejado en libertad con cargos a Josep y Pere Pujol Ferrusola tras tomarles declaración durante seis horas por un delito de blanqueo de capitales en la causa en la que investiga al primogénito de la familia, Jordi, por haber cobrado comisiones a empresarios a cambio de adjudicaciones públicas. El togado no les ha impuesto ninguna medida cautelar. Los hermanos Pujol se han mostrado satisfechos al abandonar la Audiencia Nacional y, según fuentes jurídicas, han ratificado que el dinero de la familia en Andorra procedía de la herencia de su abuelo, Florenci. De este modo, han ratificado la versión ofrecida por su padre, Jordi Pujol Soley.

Josep Pujol ha sido el primero en comparecer ante el juez. Durante las cuatro horas y media que ha durado su declaración ha contestado en castellano a todas las preguntas que le han formulado el togado, la fiscala anticorrupción Belén Suárez y su letrado, Cristóbal Martell. Al término de su comparecencia se ha limitado a afirmar que "todo está bien". La policía le ha acompañado hasta la calle de Génova, a petición suya, donde ha sido recogido por un vehículo de color oscuro. Por su parte, Pere Pujol ha declarado durante una hora y media y ha abandonado la Audiencia acompañado por su letrado, limitándose a tildar su declaración como "magnífica". Estos interrogatorios se han llevado a cabo en una pieza separada de la causa que ha sido declarada secreta.

El juez citó a Josep y Pere el mismo día en que ordenó 15 registros en Barcelona en los domicilios de ambos y en la residencia del 'expresident', donde en ese momento vivía el primogénito. La policía les intervino documentación y cerca de 100.000 euros a Pere Pujol. Estas medidas se acordaron después de recibir los datos de una comisión rogatoria de Andorra que desvela que la familia Pujol funcionaba como un clan. Los Pujol, según fuentes de la investigación, han manejado decenas de millones de euros en el principado que fueron gestionados por Jordi júnior. La investigación se centra en averiguar si el primogénito repartía sus ganancias con sus siete hermanos y con sus padres.

De la Mata sostiene que Pujol hijo y su exmujer, Mercè Gironès, "eran titulares de varias sociedades instrumentales que no tenían ningún tipo de valor real" y que utilizaban para "canalizar capitales de presunto origen criminal para realizar inversiones y gastos en España y en el extranjero". El togado calcula que estas empresas del exmatrimonio Pujol-Gironès facturaron 11,5 millones de euros a empresas de la construcción que no han podido justificar "la realización de trabajos" para Pujol hijo.

SITUACIÓN PROCESAL

En estos momentos todo el clan Pujol está imputado en cuatro juzgadosJordiJosep y Pere, ante el juez De la Mata. El 'expresident' Jordi Pujol Soley, su mujer, Marta Ferrusola y sus hijos PereMarta Mireia están siendo investigados por una jueza de Barcelona por su fortuna oculta en Andorra. Oleguer Pujol está siendo indagado por el juez Santiago Pedraz, que analiza sus negocios inmobiliarios y que ha ampliado sus pesquisas PereJosep y Jordi por haber recibido supuestamente comisiones de José Manuel Sola, socio de Rodrigo Rato, por la venta de un hotel en Baqueira por 8,4 millones de euros. Y Oriol Pujol está bajo sospecha por presuntos sobornos y cobro de comisiones en el 'caso ITV'. Todos ellos han declarado ya ante los jueces que les acorralan, excepto Oleguer. La familia al completo ha quedado en libertad sin medidas cautelares tras sus comparecencias judiciales.