Ir a contenido

El PSOE pone límites a su alianza con el Gobierno para detener el proceso independentista

Los socialistas creen que suspender la autonomía catalana "echaría más gasolina"

Sánchez se reúne esta tarde con Rajoy para escenificar unidad frente al secesionismo

Juan Ruiz Sierra

Desde que el proceso independentista catalán ha entrado en esta nueva fase marcada por Junts pel Sí y la CUP, el Gobierno y el PSOE han marchado de la mano frente a la resolución del Parlament que sienta las bases para el “inicio de la creación del Estado catalán independiente en forma de república”. El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y el líder socialista, Pedro Sánchez, conversaron el lunes, poco después de la aprobación del documento en la Cámara catalana, y este martes se reunirán en la Moncloa por segunda vez en un par de semanas. El PSOE apoya el inminente recurso del Gobierno ante el Tribunal Constitucional, que pedirá que la declaración de ruptura sea anulada, y escenifica unidad con el Gobierno frente al proceso secesionista. Pero eso no significa que haya dado un cheque en blanco al PP en este conflicto.

El secretario de Acción Política de los socialistas, el exlendakari Patxi López, ha marcado este martes los límites del apoyo al Ejecutivo. El PSOE, ha dicho, no estaría de acuerdo con la hipotética aplicación del artículo 155 de la Constitución que permitiría al Gobierno suspender la autonomía catalana alegando que la comunidad no ha cumplido con la Carta Magna o ha actuado de “forma que atenta gravemente al interés general de España”. Preguntado el lunes por esta medida, el presidente Mariano Rajoy señaló que esperaba no tener que dar ese paso.

"FIRMEZA Y PROPORCIONALIDAD"

“No se trata de echar gasolina al fuego. Se trata de apagar el fuego con firmeza, con proporcionalidad y con legalidad. Esperamos que no haga falta llegar tan lejos”, ha dicho López, para quien el president en funciones de la Generalitat, Artur Mas, ha “roto por la mitad a la sociedad catalana”.

“El mal menor es que de una vez por todas utilicemos la política para resolver los problemas políticos, que utilicemos el diálogo y el entendimiento para reforzar la convivencia, no las aspiraciones personales de algunos”, ha continuado el exlendakari horas antes del encuentro entre Rajoy y Sánchez, quien el lunes acusó a Junts pel Sí y la CUP de cambiar “democracia por tiranía”.

LAS PROPUESTAS

Dado que el presidente del Gobierno y el líder socialista ya han acordado los pasos inmediatos a dar (es decir, el recurso ante el TC), la reunión de esta tarde es más que nada simbólica. Ambos quieren dejar claro que pase lo que pase en las generales del próximo 20 de diciembre, el Gobierno mantendrá su férreo rechazo al proceso independentista. Cuestión distinta son las propuestas que ambos defienden. El candidato socialista aboga por una reforma de la Constitución en un sentido federal, que a su entender debería blindar competencias autonómicas, reconocer hechos diferenciales y mejorar el sistema de financiación. Rajoy, por el momento, no.    

0 Comentarios
cargando