Unidad ante todo

Rajoy y Sánchez escenifican su sintonía frente al independentismo durante su reunión en la Moncloa

"La respuesta será coordinada" entre el PSOE y el PP, señala el líder de la oposición

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en la sala de prensa de la Moncloa.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en la sala de prensa de la Moncloa. / AGUSTÍN CATALÁN

3
Se lee en minutos
JUAN RUIZ SIERRA / PATRICIA MARTÍN / MADRID

Pedro Sánchez ha subrayado este martes en todo momento, después de reunirse con el presidente del Gobierno en la Moncloa, lo que le une a Mariano Rajoy: la defensa de la unidad de España y el rechazo a la resolución independentista aprobada el lunes por el Parlament con los votos de Junts pel Sí y la CUP. Los socialistas apoyan el recurso del Gobierno ante el Tribunal Constitucional para anular la declaración secesionista, paso que en principio dará el miércoles.

A partir de ahí, el Ejecutivo y el principal partido de la oposición esperan que las fuerzas separatistas acaten la resolución del órgano jurisdiccional, pero si no lo hacen la idea es seguir juntos ante lo que denominan el “desafío”. La respuesta, ha señalado Sánchez, será “coordinada”. Rajoy ha optado por ceder todo el protagonismo al líder de la oposición. Tras este encuentro, el presidente se ha citado con el Rey, también para abordar el actual conflicto.

AUSENCIA DE CRÍTICAS

No ha habido ni un solo reproche del secretario general del PSOE a la actitud del Gobierno en Catalunya. Atrás han quedado las acusaciones de que Rajoy era “gasolina para el independentismo”.  Pero eso no significa que los críticas en este asunto hayan quedado fuera de la campaña de las generales del 20 de diciembre. En parte por la trascendencia del momento, y en parte por el lugar donde ha efectuado las declaraciones (la sala de prensa del Palacio de la Moncloa, después de que Rajoy tuviera la deferencia de citarle a él, y solo a él, para tratar los pasos a dar), Sánchez ha evitado cualquier ataque.

“Lo importante hoy es subrayar los elementos de coincidencia: el respeto a la legalidad democrática y el decir 'no' a la ruptura de la sociedad catalana, frente al intento de situar a Catalunya fuera de la legalidad, que solo va a provocar división y frustración”, ha señalado Sánchez, quien ha puesto mucho énfasis en la presunta ausencia de legitimidad democrática de la resolución del Parlament, que sienta las bases para el “inicio de la creación del Estado catalán independiente”, dado que las fuerzas independentistas lograron el 27 de septiembre la mayoría en escaños, pero no en votos.

LA CUMBRE DE LOS BARONES

Imagen de unidad ante todo, por lo tanto. No solo entre el Gobierno y el PSOE, sino también dentro de los propios socialistas. El miércoles, el secretario general se reunirá con los presidentes autonómicos de su partido y con el líder del PSC, Miquel Iceta, para escenificar, de nuevo, que están unidos frente al secesionismo.

Noticias relacionadas

El Ejecutivo, por su parte, también señala que tiene plena confianza en el PSOE, pese a que difiere con los socialistas sobre la respuesta a medio plazo que se debe adoptar, más allá de la acción de los tribunales. Sánchez continúa abogando por una reforma constitucional de corte federal. Rajoy, por el momento, no se muestra abierto a explorar esta vía. El líder socialista le ha pedido en el encuentro pasos en este sentido, pero no ha querido desvelar si el presidente había ofrecido muestras de estar cambiando de criterio. Y el Ejecutivo ha eludido dar su versión de la cita. Según fuentes gubernamentales, han querido que fuera “el día de Pedro Sánchez”.

“Hemos quedado en tener una comunicación abierta”, ha explicado el líder socialista, que no ha querido adelantar qué cree que se debería hacer si las fuerzas secesionistas desobedecen el mandato del Constitucional, algo a lo que se han comprometido en la resolución del Parlament. El catálogo de medidas es amplio: desde la suspensión de los responsables de la iniciativa independentista (empezando por la presidenta del Parlament, Carme Forcadell) hasta la intervención de la autonomía catalana. “No adelantemos acontecimientos. Lo importante es que los pasos que se den sean acordados con el mayor número de fuerzas políticas, y desde luego entre el Gobierno y el principal partido de la oposición”, ha concluido Sánchez.