La CUP propone a Romeva como candidato a presidir la Generalitat

El diputado anticapitalista Benet Salellas califica de "chantaje absolutamente intolerable" el discurso de Mas

El diputado de Junts pel Sí, Raül Romeva, es el primero en iniciar los discurso en el pleno.

El diputado de Junts pel Sí, Raül Romeva, es el primero en iniciar los discurso en el pleno. / FERRAN SENDRA

1
Se lee en minutos

Los diputados de la CUP en el Parlament Benet Salellas y Albert Botran han propuesto al cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva, como candidato a presidente de la Generalitat. Ambos han lanzado esta propuesta momentos antes de que dé inicio el pleno de investidura, que hoy continúa en el Parlament después del discurso pronunciado ayer tarde por Mas y de que la Cámara aprobase por la mañana la declaración independentista pactada por las fuerzas soberanistas.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Salellas ha subrayado que el exeurodiputado de ICV "reúne el perfil" para ser investido jefe del Ejecutivo catalán. A su juicio, para llegar a un pacto entre su fuerza y Junts pel sí no se puede hablar de blancos y negros: "Y para nosotros el gris es Raül Romeva", ha añadido.

Por su parte, Botran, en una entrevista en TV-3, ha considerado que Romeva "es la figura que reúne la transversalidad y podría ser muy buen candidato a presidente". 

Romeva, sin embargo, se ha declarado contundente en Twitter: "Ningún cambio. No soy candidato. Mi papel es trabajar a favor de un acuerdo". Deja, así, clara su postura respecto a la propuesta de la CUP.

PROPUESTA SOBRE LA MESA

Noticias relacionadas

"Nosotros hemos puesto sobre la mesa un nombre ahora y lo propondremos este martes también. Si no les convence a Junts pel Sí, tienen sobre la mesa la pelota y nos pueden proponer otro", ha instado Salellas, quien no descarta que Mas pueda estar integrado en el Govern pero a través de "otras fórmulas".

Asimismo, Salellas ha considerado que el discurso de investidura pronunciado la víspera por Mas en el Parlament fue un "chantaje absolutamente intolerable" por señalar que el proceso quedará encallado si no le invisten. El diputado anticapitalista ha subrayado que el proceso soberanista es de los ciudadanos y no de un político, y ha advertido: "No queremos un nuevo Pujol y confundir país con persona".