Ir a contenido

Sánchez acusa a los independentistas de sustituir "ley por tiranía"

El líder del PSOE señala que los promotores de la declaración de ruptura con España deberán "rendir cuentas"

Subraya que apoyará el recurso del Gobierno ante el Tribunal Constitucional

Juan Ruiz Sierra

Pedro Sánchez: “La resolución independentista supone la violación de la democracia” / ATLAS

Pedro Sánchez ha llevado a cabo este lunes la declaración más dura que se le conoce sobre el proceso independentista catalán. Justo después de que el Parlament aprobase la resolución de ruptura con España con los votos de Junts pel Sí y la CUP, y de la reacción del presidente del GobiernoMariano Rajoy, el líder y candidato de los socialistas ha acusado a los secesionistas de sustituir la "ley" por una "tiranía de voluntades arbitrarias que escogen, en cada ocasión, la norma de actuación que conviene a sus exclusivos intereses".

El secretario general del PSOE también ha señalado directamente a los promotores de la iniciativa, quienes, ha dicho, deberán responsabilizarse de sus actos “ilegales”. Pero Sánchez, en una declaración en la que a diferencia de Rajoy no ha admitido preguntas, no se ha detenido en las posibles medidas que a su juicio debería tomar el Estado, más allá de apoyar, ha explicado, el recurso ante el Tribunal Constitucional (TC) que el Gobierno presentará el miércoles contra la resolución independentista, que entre otras cosas promete el “inicio de la creación del Estado catalán independiente en forma de república” y que el “proceso de desconexión democrática no se supeditará a las decisiones de las instituciones del Estado”.

"TRES FACTURAS"

“La Constitución a todos ampara, a todos obliga. A los ciudadanos, a sus representantes y a las instituciones. Quienes se sitúan fuera deberán dar cuenta y asumir sus consecuencias”, ha continuado Sánchez, quien ha defendido medidas el “derecho y la obligación del Estado” de “adoptar las decisiones y medidas necesarias para restaurar el cumplimiento de la Constitución”. El secesionismo, a su entender, pretende “provocar tres facturas: entre catalanes, entre catalanes y sus hermanos españoles y entre catalanes y el conjunto de europeos”.  

Sánchez, que ha hablado este lunes con Rajoy y el martes se reunirá con el jefe del Ejecutivo en la Moncloa, también ha acusado a Junts pel Sí y la CUP de "traicionar la voluntad de la mayoría de los catalanes", ya que obtuvieron la mayoría de escaños pero no de votos en las elecciones del pasado 27 de septiembre.

LOS CINCO PUNTOS

El líder del PSOE ha cerrado su escueta pero trabajada declaración, que llevaba días preparando, con la lectura de cinco puntos. Son estos:

1. “Proclamamos una vez más nuestro compromiso irrenunciable con la unidad e integridad de España como marco indivisible para el ejercicio de la soberanía nacional”.

2. “Apoyamos, en consecuencia, el recurso ante el Tribunal Constitucional anunciado por el Gobierno, para obtener la declaración de inconstitucionalidad aprobada por el Parlamento de Catalunya esta mañana”.

3. “Manifestamos nuestra voluntad de que salvaguarden en su integridad los derechos y libertades de los ciudadanos de Catalunya en los términos previstos en las leyes”.

4. “Llamamos a los ciudadanos a mantenernos unidos en torno a la defensa de la ley y el funcionamiento adecuado de las instituciones, y apelamos al sentido democrático de todos los responsables políticos para acordar un clima de diálogo y entendimiento en la defensa de los valores constitucionales”.

5. “Reafirmamos nuestra convicción de que la mayoría de catalanes no quiere la secesión de Catalunya de España, y que dentro de la Constitución y del respeto a las normas y procedimientos de reforma, es posible la renovación de las reglas de nuestra convivencia colectiva y la satisfacción ordenada de las aspiraciones ciudadanas”.

Esta última ha sido la única referencia de Sánchez a su propuesta de reforma constitucional en un sentido federal, que aboga por blindar competencias autonómicas, reconocer hechos diferenciales y mejorar la financiación como forma de responder, e intentar aplacar, el auge del independentismo en Catalunya.   

0 Comentarios
cargando