Ir a contenido

Rajoy da orden de activar la respuesta del Estado de la mano de Pedro Sánchez

El presidente inicia los trámites para que el TC suspenda a partir del miércoles la resolución y sus "efectos" y el fallo sea comunicado a Forcadell

El jefe del Ejecutivo y el líder de la oposición se reúnen este martes para ultimar la hoja de ruta

Patricia Martín

El presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, ha anunciado que tras la reunión del Consejo de Ministros del próximo miércoles se va a presentar inmediatamente al Tribunal Constitucional el recurso del Gobierno para dejar sin valor la resolución aprobada esta misma mañana en el Parlament catalán de ruptura con España.  / ATLAS

El proceso de independencia, en marcha. La respuesta del Estado para frenarlo, también. Mariano Rajoy  ha declarado esta lunes con solemnidad que "ni Catalunya se va a desconectar de ningún sitio ni se va producir ninguna fractura" y, para evitarlo ha dado ya un primer paso, previa llamada al líder de la oposición, Pedro Sánchez: solicitar al Consejo de Estado que, en 24 horas, envíe un dictamen a La Moncloa sobre la resolución rupturista. Se espera respuesta del órgano consultivo en horas. "No voy a permitir que esto continúe", ha advertido Rajoy.

Lo que vendrá a continuación será, el miércoles, un Consejo de Ministros extraordinario. Ahí se aprobará el recurso que se presentará en el Tribunal Constitucional, del que se espera la admisión con suspensión inmediata de la declaración secesionista el jueves o el viernes. De esto y de los pasos que se puedan ir dando, si hay desobediencia, hablarán mañana  Rajoy y Sánchez en La Moncloa.

Y es que el presidente le da especial trascendencia a que los socialistas avalen su hoja de ruta, en vísperas de unas generales donde todos los escenarios están abiertos. Según fuentes gubernamentales, la idea es incidir en que será indiferente quién gobierne en España tras el 20-D, porque la respuesta del Estado al proceso rupturista estará acordada.

MEJOR NO USAR EL 155 DE LA CARTA MAGNA

"La mayoría de la sociedad desea que se defienda la unidad de España desde la unidad de las fuerzas políticas [...] porque España es de todos, pensemos como pensemos", ha sen tenciado Rajoy quien, por problemas de agenda, ha dejado en manos de Santamaría la llamada al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y a otros dirigentes políticos.

De hecho, el también candidato popular no ha querido suspender su agenda electoral para evidenciar que la respuesta institucional al desafío no está reñida con la normalidad política. Eso ha provocado que su declaración institucional haya tenido lugar en el ayuntamiento de Béjar (Salamanca) donde tenía previsto ofrecer su mitin.

En esa respuesta institucional, ha dejado claro que actuará sin, en principio, renunciar a ninguna vía legal, aunque "preferiría" no recurrir al artículo 155. "Utilizaremos la ley, pero toda la ley", ha avisado Rajoy. Lo primero, según su plan, será lograr la suspensión de la declaración en el Constitucional, tribunal al que también solicitará que comunique su decisión y consecuencias a la presidenta del Parlament, Carmen Forcadell.